¿Cuál es la mejor iluminación para trabajar en casa?

Mayo 25, 2022

Teletrabajar es una de las formas de trabajo más aceptadas hoy en día. Son muchas las compañías que ya ofrecen a sus trabajadores esta modalidad de trabajo. La pandemia provocada por la COVID-19 ha hecho que sean millones de personas las que se han sumado a trabajar desde su hogar.

Iniciarse en el teletrabajo cuesta y no es algo fácil. Llevar a término la jornada laboral, conviviendo con la pareja y, en algunos casos, hijos, es algo poco fácil de sobrellevar y acaba afectando a tu productividad y concentración.

Además, son muchas las cosas que debes tener en cuenta a la hora de teletrabajar. Una de ellas es el montar tu propia oficina en casa, un lugar tranquilo en el que poder trabajar cómodamente y perfectamente decorado. En tu espacio de trabajo, una pieza clave es también la iluminación.

Si no sabes cómo debe ser la iluminación correcta para tu espacio de trabajo, no te preocupes, ya que en Flexispot te vamos a mostrar todo lo que necesites saber sobre la iluminación, para así usarla de la forma correcta y que te ayude a ser mucho más productivo. ¡Toma nota de nuestros consejos!

Siempre buscar la luz natural

Son numerosos los estudios que han determinado que la luz del día contribuye positivamente a tu productividad y grado de satisfacción. Así que, siempre que sea posible, lo ideal es que establezcas tu espacio de trabajo que tenga tanta luz natural como sea posible.

Respecto a la luz natural, lo ideal es tenerla siempre pero que no te llegue por detrás, es decir, no debes darle la espalda a la ventana, puesto que todo el reflejo te daría en la pantalla de tu ordenador y acabarás deslumbrado. Así que la mejor ubicación para tu mesa elevable o escritorio es enfrente de la ventana. La ventana, debería contar también con unas cortinas para que tamicen la entrada de luz y mitiguen el calor durante los meses de verano.

Iluminación general

Aunque la luz natural es buena, se establece que la mejor iluminación para trabajar es la general. Esta es conveniente que sea difusa y que no haga ni reflejos ni sombras, sobre todo al trabajar con pantallas de ordenador. Esto provoca que se pueda afirmar que la luz general debe estar situada siempre sobre tu mueble de oficina y nunca detrás, ya que haría que tú mismo te hicieras sombras trabajando y no acabes viendo nada.

Un flexo puede ser un buen complemento

Aunque si no te queda otra alternativa que reforzar la iluminación general, puedes complementar la luz con la de un flexo. Al colocarlo, asegúrate de que esté en el lado contrario al que escribes, ya que así evitarás sombras, sobre todo si tienes que tomar notas a menudo.

El flexo debe contar con un brazo por encima de tu cabeza y centrado en la zona de trabajo. Será fundamental que la pantalla cuente con la mayor apertura posible y que la salida de luz esté oculta para no ver la fuente de luz, ya que evitarás deslumbrarte. Los flexos lineales son los mejores y también son muy prácticos los que ofrecen regulación de intensidad.

Nivel de iluminación recomendable

Un nivel de iluminación mínimo recomendado para tu oficina en casa es de en torno 500 lúmenes. Si la luz de tu espacio de trabajo es baja, los ojos se tensionan y esto deriva en una menor concentración y descenso de la productividad. También debes evitar las sombras y reflejos, por eso debes decantarte por una iluminación uniforme.

 

Temperatura de luz perfecta para teletrabajar

En las oficinas, lo ideal es contar con una luz fría, de al menos 4000º K, ya que la luz brillante con alto contenido azul te mantiene activo, alerta y apoya tu concentración. Lo mejor es que la luz no sea ni muy fría ni muy cálida.

Algunos consejos para que tu vista no se canse

Como hemos dicho anteriormente, será aconsejable evitar contrastes y variaciones que sean bruscas entre las zonas del área de trabajo y los alrededores, manteniendo así un equilibrio entre ellas para así prevenir problemas de adaptación visual. Si no quieres que tu vista se vea resentida, a continuación te vamos a ofrecer algunos consejos que deberías tener en cuenta:

  • Si la luz natural no es suficiente para mantener un buen nivel de iluminación ambiental, enciende la luz general de la habitación para acercarlo al nivel de la zona de trabajo.
  • Evita trabajar en habitaciones oscuras con una sola luminaria sobre nuestra mesa.
  • Descansa la vista de vez en cuando, mirando unos segundos a lo lejos y parpadea.
  • Práctica la regla del 20-20-20, que sirve para prevenir el síndrome visual informático. Esta consiste en, cada 20 minutos, mirar 20 segundos a 20 pies (unos 6 metros).

¿Cómo es la iluminación en tu espacio de trabajo en casa? ¿Has hecho algunos cambios para disfrutar de la mejor luz para teletrabajar?