Crea una rutina para obtener mejores resultados

Mayo 11, 2022

La palabra "rutina" no siempre suena muy bien, incluso a veces se percibe como algo que debe "romperse" para escapar del aburrimiento, la repetición, lo ordinario. ¿Y si lo ordinario finalmente tuviera sus ventajas? ¿Y si la rutina pudiera traerte más motivación y mejores resultados?

Todo un programa

La famosa rutina “metro, trabajo, sueño” está desactualizada. Con el desarrollo del teletrabajo y el rápido cambio en nuestros estilos de vida, ahora cree una rutina de "yoga, trabajo, lectura". No importa la rima, lo que importa en última instancia es su programa. Y sea cual sea tu actividad, lo importante es que la disfrutes y te aporte el equilibrio que necesitas. ¿Quieres comer bien? Así que tómese el tiempo para cocinar. ¿Quieres gastarte? Así que practica una actividad deportiva. ¿Pensando en iniciar un nuevo proyecto? Así que dedícale unos minutos al día.

Lo más importante es crear un programa para tu semana, una rutina que te guste y que mantendrás a lo largo de los días. Contrariamente a la creencia popular, tener una rutina no es aburrido si no se soporta. Lo principal es que lo elijas tú y que te aporte beneficios una vez te acostumbres. Los hábitos están en la naturaleza humana porque tienen un carácter reconfortante. Un consejo: no intentes poner tu vida patas arriba con un nuevo hábito, sino tómatelo con calma, en pequeños cambios. Si todavía lucha con la palabra "rutina", también podría llamarse "ritual". No religioso sino un ritual personal.

Acostúmbrate a notar los beneficios

Crear una rutina diaria, tanto en tu vida personal como en tu vida profesional, probablemente te traerá cambios positivos en pocos días. Los hábitos no son genéticos ni predeterminados, se pueden construir en poco tiempo para lograr grandes resultados. Citemos algunos:

Su motivación y moral se verán impulsadas; si haces regularmente lo que te gusta, una sensación de satisfacción y bienestar aumentará tu energía y tu estado de ánimo.

Su nivel de estrés estará en su punto más bajo; la rutina te permite acostumbrarte y así no olvidar, ya no te sentirás frustrado por haberte (otra vez) olvidado de hacer ejercicio... La rutina tiene virtudes calmantes y tranquilizadoras.

Tu productividad será mejor que nunca: seguramente notarás mejores resultados como resultado de tu nivel de estrés reducido y tu nivel de motivación en la pendiente alta.

Tu salud física y mental estará en buena forma; es bueno para el cuerpo hacer ciertas actividades como comer o dormir a horas fijas - al establecer una rutina, le das a tu cuerpo una estabilidad que agradecerá.

Todos estos factores tendrán efectos a largo plazo en la salud física y mental. Si quieres romper un mal hábito, reemplázalo con un buen hábito. Por ejemplo, si quieres dejar de fumar un cigarrillo durante el café de la mañana, prueba a comer una pieza de fruta, por ejemplo.

Ten en cuenta que seguir tu rutina requiere cierta disciplina, pero es importante equilibrarla con una buena dosis de flexibilidad. Porque la rutina debe seguir siendo un placer, ser divertida y no vinculante.

La “mañana milagrosa”

La "mañana milagrosa", ¿sabes? En otras palabras, el milagro de la mañana o la rutina de la mañana. Este es un libro escrito por Hal Elrod, que sugiere que la forma en que nos despertamos por la mañana influye en nuestro día. Sugiere así aprovechar la primera hora después de levantarnos para empezar con buen pie gracias a una rutina que potenciará nuestra energía y nuestra motivación. En resumen, esta rutina se basa en 6 tiempos que él llama los “life SAVERS” (consejos para salvar tu vida):

S de silencio; dedícate unos minutos de silencio, un momento de tranquilidad entre las horas de dormir y despertar, idealmente en un lugar bastante oscuro para una transición suave (puedes probar la meditación por ejemplo).

A para Afirmaciones; repítete frases que te inspiren y motiven, frases positivas que te recuerden tus metas a corto, mediano o largo plazo.

V de Visualización; imagina tu futuro, visualízate logrando tus metas para el día, mes o año, y siente los efectos de ello. Se trata del poder de la imaginación y la atracción.

E para ejercicio; empieza a moverte haciendo un poco de deporte, una actividad adaptada a tus deseos. Incluso unos pocos minutos de movimiento serán suficientes, el objetivo es poner tu cuerpo en acción suavemente.

R para Lectura; lee algunas páginas de un libro, revista o periódico que te inspire, entre los miles de materiales escritos que existen. Aprenderás algo nuevo cada día y mantendrás tanto tu memoria como tu cerebro, muy buenos para la salud mental.

S para escribir; escribe unas líneas (o páginas si te inspiras) sobre el tema que te gusta, puede ser en un diario, lo que recordaste de tu día anterior o unas palabras que se te pasen por la cabeza. Escribir cosas positivas mejorará tu buen humor y te permitirá concentrarte en cosas positivas.

¿Y si la rutina ya no rimara con aburrimiento (en la noche) sino ahora con envidia (en la vida)?