Consejos que podrían salvarte la vida

Abril 22, 2022

A todos nos gustaría creer que nuestra supervivencia nunca estará a una fracción de segundo, que nunca nos veremos en una situación de vida o muerte, pero algunas cosas en la vida son completamente impredecibles. Por improbable que sea, si se presentan estas situaciones críticas, es mejor estar preparado.

Atrás quedaron los días en que nuestros antepasados necesitaban saber qué frutos, hojas y bayas podían usar como medicina y cuáles los matarían; hoy en día, tendemos a buscar respuestas en Google sobre la disposición de la tierra. Pero incluso con toda nuestra tecnología moderna, aún necesitamos tener habilidades de supervivencia.

Nunca se sabe cuándo te verás en apuros, y conocer un consejo de supervivencia puede marcar la diferencia. Echa un vistazo a estos consejos de supervivencia: con suerte, nunca los necesitarás, pero en el momento en que los necesites, ¡nos lo agradecerás!

1. Escapar de una corriente de resaca

Quedarse atrapado en una corriente de resaca puede ser una experiencia realmente aterradora, ya que rápidamente pierdes todo el control de la dirección en la que estás siendo empujado y puedes sentirte completamente a merced del mar. Si te sucede esto, no entres en pánico.

No trates de luchar contra el flujo de la corriente, ya que no servirá de nada más que agotarte, aumentando las posibilidades de ahogarte. En vez de luchar contra la corriente, nada en paralelo a la orilla y deja que la corriente te arrastre.

Ir con la corriente te permitirá esencialmente "deslizarte" a lo largo de la corriente hasta que se disipe, momento en el que puedes cambiar de dirección y regresar a la orilla de manera segura.

2. Rodea tu fuego con piedras

Si estás en el desierto y logras hacer un fuego, procura juntar piedras grandes y colocarlas alrededor. Esto no solo ayudará a controlar el fuego y mantenerlo encendido por más tiempo, sino que incluso si el fuego se apaga, las piedras seguirán siendo de gran utilidad.

Las piedras calientes se pueden usar para calentar la comida y mantenerte caliente mientras cae la noche. Además, las rocas calientes para fogatas son un excelente purificador de agua, ya que si están lo suficientemente calientes como para hervir el agua, pueden usarse para matar cualquier bacteria que contamine el agua.

3. La posición de AYUDA para retener el calor corporal

Si alguna vez te encuentras flotando en aguas frías usando un chaleco salvavidas, asegúrate de permanecer en la posición de AYUDA para retener el calor corporal. La posición de AYUDA se forma cruzando los brazos y sosteniéndolos firmemente contra el pecho agarrándote de los costados.

Si puedes, también levanta las rodillas contra el pecho y mantenlas así con fuerza. Permanecer en esta posición compacta disminuirá la velocidad a la que se pierde el calor corporal y podría marcar la diferencia entre la vida o la muerte.

4. Anular el efecto espectador

Si alguna vez necesitas ayuda en un lugar público, no atraigas a las masas. Cuando pides ayuda de esta manera, la investigación psicológica y sociológica muestra que la probabilidad de que alguien dé un paso al frente disminuye considerablemente. Esto se debe a un fenómeno conocido como efecto espectador, por el cual ser parte de una multitud reduce los sentimientos de responsabilidad de las personas.

En vez de llamar a una multitud para pedir ayuda, destaca una sola persona entre la multitud y dirígete a ella directamente, di "¡Tú! ¡Llama una ambulancia!" mientras lo señalas y lo miras a los ojos. Esto anulará el efecto espectador y probablemente lo pondrá en acción.

5. Cuatro giros a la derecha si te siguen

La idea de que un extraño te siga es realmente espeluznante, y si alguna vez sospechas que te está pasando algo así, es mejor prevenir que lamentar, y verificar tus sospechas antes de llevarlos a tu casa o lugar de trabajo.

En el caso de que sientas que te están siguiendo, gira a la derecha cuatro veces seguidas y observa si tu agresor potencial todavía está detrás. Como esto debería llevarte de regreso al mismo lugar donde hiciste el primer giro, realmente no debería haber ninguna razón para que alguien permaneciera  detrás de ti.

Llevar a un acosador potencial a tu residencia privada o lugar de trabajo es una mala idea, por lo que si el truco de las cuatro vueltas no logra deshacerte de él, lo mejor que puedes hacer es conducir hasta la estación de policía más cercana.

6. No retirar objetos de las heridas punzantes

Si recibes una herida punzante con un objeto afilado, como un cuchillo o una astilla, no retires el objeto en cuestión. A menudo, el objeto actúa como una especie de tapón, evitando que la herida se desangre. Sacarlo solo aumentaría las posibilidades de desangrarse.

En vez de eso, presiona la zona alrededor de la herida para disminuir el flujo de sangre y sigue aplicando presión hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Con suerte, nunca necesitarás usar ninguno de los trucos de supervivencia de esta lista, pero en el improbable caso de que lo hagas, ¡más vale prevenir que curar!