Consejos para mejorar la salud en el lugar de trabajo

Junio 16, 2022

A medida que reabren más oficinas y los empleados reanudan sus actividades en el lugar de trabajo, la salud ocupacional está al frente de las preocupaciones de muchos empleadores. Después de todo, garantizar que su personal esté seguro y saludable en el trabajo es una de las principales responsabilidades de un empleador.

Garantizar su salud y seguridad en el lugar de trabajo es esencial para garantizar un entorno positivo y productivo. Estos son algunos de los mejores consejos que puede usar para asegurarse de que está cuidando su salud en el trabajo.

1. Tome conciencia de su entorno

Cada vez que comience en un nuevo lugar de trabajo, tómese el tiempo para comprender el diseño de su entorno. Esté alerta a los peligros potenciales, como maquinaria pesada, equipo o alturas diferentes. Incluso si trabaja en una oficina estándar sin maquinaria pesada ni trabajadores, es probable que haya algunos peligros ocultos. Conocer su entorno lo ayudará a evitar peligros y reaccionar con previsión si surge un problema.

2. Revise las alarmas contra incendios con regularidad

Las normas de seguridad en el lugar de trabajo establecen que las alarmas contra incendios son obligatorias y todos los lugares de trabajo deben cumplirlas. Sin embargo, incluso cuando hay un detector de humo instalado, es demasiado fácil no comprobarlo. Si un detector de humo resulta defectuoso cuando se produce un incendio, puede tener consecuencias mucho más graves.

Esto se puede evitar fácilmente revisando regularmente las alarmas contra incendios. Simplemente agregue alarmas contra incendios a la lista de tareas de limpieza o mantenimiento para asegurarse de que todas las alarmas instaladas hagan su trabajo correctamente y lo mantengan a salvo. 

3. Haga un curso de primeros auxilios

Es una medida que muchos empresarios han implantado en los lugares de trabajo en los últimos años para garantizar la seguridad de sus empleados. Tomar un curso básico de primeros auxilios y respuesta a emergencias puede ayudar a minimizar los daños en una situación crítica e incluso salvar la vida de alguien. Saber cómo reaccionar si alguien se lastima o tiene un problema médico significa que su lugar de trabajo es más seguro en general. Aunque es poco probable, la capacitación básica en primeros auxilios, como la RCP, la inyección de insulina y el vendaje de una herida, puede ser sorprendentemente útil algún día. 

4. Mantenga despejadas las salidas de emergencia

En una emergencia, las personas deben poder salir rápidamente. Asegúrese de que las escaleras de incendios y las salidas de emergencia estén siempre despejadas para evitar agravar las consecuencias de los problemas de salud y seguridad que puedan surgir.

5. Cuente con un sistema que detecte fallas 

Debería ser responsabilidad del empleador garantizar que los controles de salud y seguridad se lleven a cabo periódicamente en el lugar de trabajo. Sin embargo, todo el mundo comete errores y, a veces, incluso las comprobaciones más exhaustivas pueden pasar por alto algo. Si detecta algo que cree que está fuera de lo común, asegúrese de tener un sistema adecuado para informarlo. Con demasiada frecuencia, las tragedias ocurren porque no se hizo un seguimiento adecuado de un informe. Los empleadores deben asegurarse de que cualquier anomalía detectada en el lugar de trabajo se investigue adecuadamente para evitar que un problema menor se convierta en uno mayor.

6. Proteja su espalda

Los dolores y molestias debido a una mala postura son uno de los problemas de salud más comunes en la oficina. Haga un esfuerzo consciente para proteger su postura sentándose derecho y ajustando su ajuste a lo largo del día. Invierta en muebles de oficina ergonómicos diseñados para proteger su postura, como una silla de oficina ajustable o un escritorio para trabajar de pie. Esto reducirá significativamente el riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con su entorno de trabajo.

7. Protéjase del estrés en el trabajo

Si bien la salud en el lugar de trabajo se asocia con mayor frecuencia con la verificación de peligros físicos en el lugar de trabajo, es importante no pasar por alto el impacto del bienestar mental y emocional en nuestra salud en general. Cada lugar de trabajo debe dedicarse a monitorear las necesidades mentales y emocionales de su personal.

Permitir descansos regulares a lo largo del día, dar mayor flexibilidad a los horarios e incluso ofrecer días de prevención son medidas importantes que se recomienda encarecidamente a los empleadores para preservar el bienestar interno de su personal.

En última instancia, este esfuerzo por proteger a los trabajadores da como resultado un beneficio neto para el empleador, ya que se ha demostrado que mejorar la seguridad y el bienestar de los empleados en el lugar de trabajo contribuye a una mejor productividad y a un nivel mucho más alto de satisfacción de los empleados. Como empleado, siempre debe merecer sentirse seguro y saludable en su lugar de trabajo, así que tome todas las medidas posibles para garantizar esto y nunca tenga miedo de expresar sus inquietudes y preguntar por ellas.