Consejos para equilibrar la vida personal y la laboral

Mayo 17, 2022

El equilibrio es siempre la clave en la vida. Por eso, se habla tanto de cómo equilibrar la vida personal con la profesional. No en vano, en el adecuado balance entre el tiempo de ocio y las obligaciones laborales radica la clave para alcanzar la plenitud. Lo ideal no es ni lo mucho de uno ni lo mucho de lo otro. Todo en la vida debe estar equilibrado.

Equilibrar la vida personal y la profesional implica en muchas ocasiones hacer auténticos malabarismos. Pero hay que intentarlo. Son los propios desequilibrios los que nos van a impedir alcanzar el bienestar y la felicidad.

Cómo saber que tu vida está desequilibrada

Hay numerosas señales que indican que la balanza está más inclinada hacia un lado, lo que podría indicar que el desequilibrio está ahí. ¿Cuáles son esos indicadores?

1. Tu salud se está resintiendo

Si tu salud ya no es de hierro como antes, si tienes las defensas bajas y te notas decaído y sin energía, lo más seguro es que tu vida laboral esté pesando más que la personal. Tu capacidad física y mental está llegando a su límite, así que es cuestión de tiempo que aparezcan otros inconvenientes como la ansiedad, el estrés, etc.

2. Tu prioridad es solo una

Si tu prioridad es tu trabajo por encima de todas las cosas, de nuevo la balanza está inclinándose demasiado hacia un lado. Puede suceder que no seas capaz de desconectar del trabajo (lo que puede ser más complicado si teletrabajas). ¿Continúas respondiendo correos electrónicos en tu tiempo de ocio? Entonces, estás quitando tiempo a tu vida personal para dárselo al trabajo.

3. Ya no sigues una alimentación saludable

La sobrecarga en el trabajo tarde o temprano se reflejará en tus hábitos de alimentación. Y es que puede llegar el día en el que no consigas sacar tiempo ni para cocinar y estés tirando de alimentos precocinados o incluso estés saltándote las comidas. Tu salud será la próxima perjudicada.

4. No eres feliz

Pregúntate si estás contento con tu vida. Si tu respuesta es que no eres feliz, muy probablemente el trabajo te esté absorbiendo toda la energía. Si ya desde por la mañana te sientes desganado y no te sientes motivado en absoluto, párate un momento y piensa cómo puedes equilibrar la balanza.

Tips para encontrar el equilibrio entre vida personal y profesional

Lo importante es que te des cuenta de que algo no marcha bien en tu vida. Cuanto antes seas consciente, antes podrás solucionarlo y empezar a vivir plenamente, como te mereces. A continuación, queremos ofrecerte algunos consejos para equilibrar la vida personal y laboral. ¡Te aseguramos que sí se puede!

  • Establece límites en el trabajo. El primer consejo que podemos darte es que aprendas a decir que no para evitar una sobrecarga. No intentes complacer a tu jefe siempre. Averigua cuándo es el momento de decir basta.
  • Fija tus objetivos. Establece prioridades laborales, pero también personales. ¿Qué es lo más importante para ti? Cuando realices la lista de todos estos elementos, lo siguiente será sacar tiempo para ellos.
  • Levántate temprano. Ya sabes el dicho “A quien madruga, Dios le ayuda”. Es un primer paso para empezar el día organizando y planificando en lo que te vas a enfocar.
  • Cuida tu salud. Lo más importante no son tus obligaciones ni tu trabajo, sino tú mismo. Si no estás sano y con energía, todo lo demás saldrá mal. Por eso, es indispensable que te concentres en garantizar unos hábitos básicos de bienestar.
  • Realiza listas. Si te ayuda, elabora listas no solo con las prioridades, sino también con las tareas pendientes. Cuando las termines, táchalas y ponte manos a la obra con la siguiente.
  • Evita el estrés. Toma conciencia de que habrá días en los que es posible que la jornada laboral sea interminable. Prepárate mentalmente para evitar episodios de estrés. Piensa en que habrá días malos, pero también otros buenos que los acabarán compensando.
  • Escribe un diario. ¿Por qué no? Refleja tu crecimiento personal, tus logros y también lo que quizás ha fallado. Es una de las rutinas más fructíferas, pues te ayudará a impulsarte y a evadirte.
  • Dedica tiempo al día a hacer algo que te guste. El último consejo que podemos darte es que absolutamente todos los días saques tiempo para hacer algo que te encante. Puede ser ir a clases de Zumba, salir a caminar, etc.

Como sabes, desde FlexiSpot defendemos los ambientes de trabajo sanos y que aporten bienestar. Por eso, disponemos de un completo catálogo con todo tipo de soluciones de mobiliario para crear tu oficina en casa de la mejor manera posible.