Consejos para controlar tus gastos en rebajas

Junio 28, 2022

Las rebajas son una época en la que nos vemos invadidos por infinidad de publicidad relacionada con ofertas, gangas y descuentos, sobre todo en el ámbito de la moda. Estas promociones nos pueden llevar a comprar de forma compulsiva, lo que hará que gastemos más dinero del que nos podemos permitir y también es posible que compremos productos que en realidad no nos hacen falta. 


Para poder aprovechar las rebajas con cabeza y realizar unas compras buenas y de verdad necesarias, compartimos algunos consejos.

Crear una lista de la compra

Para evitar dejarte llevar por todas las prendas rebajadas que llamen tu atención, es conveniente crear una lista de la compra en la que incluyas todo aquello que necesitas, y así asegurarte que tu adquisición es provechosa y has escogido prendas útiles.


Ir de compras es una actividad relajante y que nos ayuda a combatir el estrés, pero no por ello significa que lo debamos hacer a lo loco y comprar por comprar solo porque algo tenga un precio económico.

 

Establece un presupuesto


En función de tus gastos e ingresos habituales, debes establecer un presupuesto máximo que puedes gastar. Así sabrás, una vez cubiertas tus necesidades, de cuánto dinero dispones para gastar en caprichos sin salirte de tus límites establecidos.


Evita la nueva colección


Es habitual que en los comercios se expongan de forma llamativa las nuevas colecciones, que son prendas para las nuevas temporadas y que no se incluyen como productos rebajados. Evita verte atraído por estas prendas que podrás adquirir en otro momento, ya que lo lógico es aprovechar el periodo de rebajas, que es limitado.


Utiliza tus ahorros


Si cada mes vas guardando pequeñas cantidades de dinero, cuando lleguen las rebajas tendrás dinero para utilizar en tus compras y no tendrás que contar con este gasto como si fuera un imprevisto. De lo contrario, puede que utilices un dinero para dichas compras que luego te haga falta para otra cuestión, o que te encuentres con la frustración de la imposibilidad de acudir a las rebajas por no tener dinero para ello.


Revisar tu armario


Exactamente igual que cuando vas a realizar la compra de comida al supermercado revisas antes tu despensa y frigorífico para ver que te falta, lo mismo debes hacer antes de lanzarte a ir a las rebajas a por ropa, así tendrás claro que debes comprar primero.


Gestiona el tiempo de rebajas

Las rebajas son bastante largas, ya que duran dos meses, tanto en invierno como en verano. En el remate final, es decir, los últimos días de rebajas, se producen los mayores descuentos. Sin embargo, es probable que si esperas demasiado tengas menos opciones para elegir y no esté disponible la prenda que buscas.

Por ello debes priorizar y gestionar el tiempo. Lo ideal es que, si hay algo que te llama mucho la atención, lo compres al inicio de las rebajas, y dejes el remate final para buscar las últimas gangas.


Compra en efectivo

Si abonas tus compras en metálico llevarás un mejor control de tus gastos. Además, así podrás ceñirte a gastar únicamente el dinero que lleves en tu cartera. Por el contrario, con la tarjeta, ya sea de crédito o de débito, puedes perder la sensación de lo que estás gastando y darte la sorpresa al revisar tu extracto.

Trucos para comprar en tienda física


Si vas a realizar tus compras en tiendas físicas, lo mejor es acudir a primera hora y entre semana. Así podrás revisar los productos tranquilamente sin aglomeraciones y no tener problema de tallas por comprar con prisas.


Por otro lado, si vas a realizar tus compras en una zona o centro comercial, lo más recomendable es hacer un paseo exploratorio por las diversas tiendas antes de adquirir nada. Puedes llevar un bloc de notas para ir apuntando y comparando los precios hasta encontrar la mejor oferta disponible.

Truco para comprar por internet


Aprovecha las ofertas online. Existen un gran número de ofertas y promociones a través de las tiendas online. La manera más inteligente de ahorrar en aquel producto que necesitamos es comparar precios tanto en las tiendas físicas como en las digitales.

Busca los productos uno por uno. Los comerciantes utilizan diversas estrategias de ventas para estimular a los consumidores. Algunas de ellas por ejemplo pueden ser vender por packs, tales como dos por uno o tres por uno. Este tipo de sistema no es recomendable, ya que puede que te “cuelen” una prenda de colores que no se llevan, o de peor calidad.

En definitiva, ahorrar en rebajas requiere de crear una estrategia previa, organizarse de acuerdo a nuestras expectativas y aprender a contener el gasto. Si llevas a cabo esta disciplina, al final de las rebajas tus compras habrán sido exitosas y habrás aprovechado con conciencia las promociones.