Conseguir nuevos niveles de sostenibilidad en el teletrabajo

Mayo 10, 2022

Con el Covid-19 llegó la normalización del teletrabajo. La necesidad de distanciamiento social significaba que no se podía trabajar desde espacios de trabajo y oficinas convencionales. Pero, este cambio en nuestra vida laboral ha demostrado tener más pros que contras. El trabajo remoto dio un poco más de control a los empleados sobre su vida laboral. Les dio más tiempo para estar con sus seres queridos y les proporcionó una nueva perspectiva para abordar su trabajo. Además de traer ventajas a nivel personal, el teletrabajo ha demostrado ser más sostenible que los desplazamientos diarios.

El calentamiento global es uno de los problemas más apremiantes del mundo en la actualidad. Muchas organizaciones y empresas han estado invirtiendo millones de dólares para reducir su huella de carbono y cambiar sus operaciones insostenibles a opciones más respetuosas con el medio ambiente. El trabajo remoto ha sido una gran parte de este cambio para la mayoría de las empresas. Estos son algunos beneficios del teletrabajo con respecto a la sostenibilidad:

1. Menos contaminación

Viajar todos los días requiere una gran cantidad de combustible, y cuando se suman las cifras de la población total, los números hacen que los daños causados por la contaminación de los vehículos sean incomprensibles. El teletrabajo puede reducir significativamente los niveles de contaminación. Varios estudios han demostrado una mejor calidad del aire después de que se impuso el confinamiento. Esto significa que podemos reducir fácilmente nuestra huella de carbono simplemente eligiendo trabajar de forma remota.

Un cambio menor también es la reducción en los gastos de transporte. Ya sea que tengas un coche o uses el transporte público, los desplazamientos diarios te quitan una cantidad significativa de tu salario. Trabajar de forma remota elimina la necesidad de desplazamientos diarios, lo que reduce el importe gastado en combustible o en tickets de transporte.

Incluso como trabajador remoto individual, puedes marcar la diferencia. Según Global Workplace Analytics, el trabajo remoto ha reducido las emisiones que equivalen a sacar 600.000 coches de la carretera. Aparte de eso, al trabajar desde casa, reduces el uso de electricidad, calefacción y gasolina, conservando así nuestras reservas de combustibles fósiles.

2. Espacios de oficina de necesidad y demanda reducidas

Las oficinas y los espacios de trabajo grandes crean una enorme huella de carbono, ya que generalmente se requiere más personal para que una oficina funcione correctamente. El trabajo remoto ha reducido la necesidad de que todos los empleados asistan a la oficina y solo se necesita una pequeña cantidad de personas en la oficina diariamente. Esto significa que las empresas y organizaciones no necesitan adquirir oficinas enormes que ocupan mucho espacio. Esto ahorra dinero, reduce el consumo de recursos, reduce la huella de carbono y mantiene o incluso mejora la productividad.

3. Menos consumo de energía

Las oficinas en el hogar requieren menos energía que las oficinas convencionales para la misma cantidad de trabajo. Las personas son más conscientes de su consumo de energía en las oficinas en casa porque tienen que pagarlo ellas mismas. El consumo de energía se observa incluso con pequeños cambios. En las oficinas en casa, apagamos las luces por la noche, apagamos nuestros ordenadores y usamos los recursos como el agua y la calefacción con cuidado.

4. Facilita la distribución de la población

El teletrabajo ayuda en la distribución de la población, ya que elimina el requisito de vivir más cerca del trabajo. Después de comenzar a trabajar a distancia, muchos trabajadores comenzaron a mudarse de las principales ciudades y áreas metropolitanas para reducir sus gastos de manutención. Dado que el trabajo remoto ha eliminado la necesidad de oficinas y la colaboración de los trabajadores, significa que puedes trabajar desde prácticamente cualquier lugar siempre que tengas acceso a una conexión a internet estable.

La dispersión de la población implica una reducción de la densidad de población en las grandes ciudades, lo que a su vez reducirá el estrés en términos de atascos, consumo de recursos, ruido y contaminación. La distribución de la población también puede ayudar a resolver la crisis de la vivienda en las grandes ciudades.

5. Reduce el consumo de papel

En el trabajo remoto, casi todos los documentos están digitalizados, lo que ha llevado a reducir el uso de papel. Al eliminar la necesidad de copias impresas de los documentos, se puede minimizar el consumo de papel. El trabajo remoto puede reducir la deforestación masiva del planeta.

6.Disminuye el consumo de plástico de un solo uso

Al abordar la crisis del plástico en los océanos, el primer paso es reducir el uso de plástico de un solo uso. Los trabajadores de oficina utilizan una cantidad ridícula de plásticos de un solo uso, desde envases de plástico hasta embalajes de material de oficina. El teletrabajo también ha solucionado este problema. En casa, no es necesario utilizar recipientes de plástico para alimentos y bebidas y los suministros de oficina no son tan necesarios en una oficina en casa.

Últimas palabras

El teletrabajo ha demostrado ser mucho más sostenible en comparación con la forma convencional de trabajar. Aporta innumerables ventajas a los trabajadores tanto a nivel individual como colectivo. Durante el confinamiento, la mayoría de nosotros no estábamos felices de trabajar desde casa. Pero, ahora muchos de nosotros preferimos el teletrabajo. Varias empresas de todo el mundo también han entendido sus beneficios y ahora animan a sus empleados a trabajar de forma remota. Además de proporcionar beneficios orientados a los empleados, el trabajo remoto también ayuda a las empresas a reducir su huella de carbono.