Cómo trabajar por la noche y mantenerse despierto y enfocado

Junio 13, 2022

Trabajar en un turno nocturno es un reto lo mires por donde lo mires. Antes de medianoche, el cuerpo ya se va preparando para sumergirse en un sueño profundo, las energías no son las mismas y, por ello, mantenerse enfocado supone un gran esfuerzo. Si tienes turno de noche o, por el motivo que sea no te ha quedado más remedio que trabajar a horas intempestivas, te damos algunos consejos para sobrellevarlo con éxito.

Según las estadísticas, en España alrededor del 15 % de trabajadores tiene que realizar en algún momento un turno de noche. Y si no piensa en un médico o enfermero, en un vigilante de seguridad, en un recepcionista de hotel o en el dependiente de un establecimiento de comida que abre hasta tarde (o temprano, según se mire).

Incluso aunque trabajes en remoto, es posible que alguna vez te toque a ti asumir el turno nocturno. ¡No hay problema! Desde FlexiSpot te brindamos las mejores recomendaciones para trabajar por la noche sin quedarte dormido.

1. No consumas sustancias estimulantes

Aunque sea una tentación y te parezca que es la única manera de mantenerte despierto toda la noche o una buena parte de ella, los expertos aconsejan evitar las sustancias estimulantes. Puedes tomarte un café antes de arrancar la jornada laboral, pero no consumas grandes cantidades de cafeína. No en vano, cuando sea la hora de dormir, podría costarte conciliar el sueño.

2. Duerme bien 

Tener el horario al revés que la mayoría de las personas no significa que tu sueño sea de peor calidad. Es más, hay que intentar por encima de todo que el descanso sea profundo y reparador. Al dormir por el día, es posible que solo necesites cinco o seis horas de descanso. Eso sí, antes de acostarte asegúrate de que las condiciones son las óptimas. Aléjate del ruido utilizando unos tapones para los oídos y baja las persianas de manera que no te entre ni una pizca de luz.

3. Come sano

La alimentación es la base de un estilo de vida saludable. Si trabajas en turno de noche, debes alimentarte correctamente. A pesar de que tengas el horario de descanso cambiado, es importante que intentes comer siempre a la misma hora. Por ejemplo, puedes poner el despertador a la hora del almuerzo y, después de este, echarte una pequeña siesta. Reduce o elimina los alimentos procesados y, en su lugar, apuesta por las proteínas y los alimentos ricos en fibra. Durante el trabajo, si te entra hambre, echa mano de snacks saludables y mantén lejos de ti la tentadora comida rápida.

4. Crea un entorno de trabajo cómodo

Para mantenerte concentrado y productivo, es vital que dispongas de un espacio de trabajo cómodo y agradable. Esto significa que no vale para trabajar cualquier silla que tengas por casa o colocar tu ordenador portátil en la mesa del salón. Desde FlexiSpot te animamos a echar un vistazo a nuestro repertorio de escritorios elevables, diseñados para brindarte el máximo confort en horas de trabajo. Examina también las sillas de oficina de nuestro catálogo, todas de carácter ergonómico.

5. Limita el estrés

Trabajar de noche puede causar alteraciones en los procesos del organismo. Mucho más si esta situación se combina con episodios de estrés. Si quieres llevar un estilo de vida saludable, limita el estrés y, aunque parezca complicado, trata de llevar una vida en calma. Hay muchas técnicas que pueden ayudarte a controlar el estrés. Por ejemplo, escuchar música relajante, meditar o dar un paseo por la naturaleza.

6. Realiza ejercicio físico

Este es otro de los consejos obvios, pero no por ello deberíamos dejar de subrayarlo. Adapta tu rutina deportiva a tus nuevos horarios, pero por nada del mundo la apartes. Aunque no te des cuenta, el ejercicio físico hace mucho por tu cuerpo y por tu mente. ¿Cuándo es el mejor momento para practicar deporte? La respuesta que podemos ofrecerte es sencillamente cuando puedas. La vida de cada individuo es diferente, así que tú mismo sabrás cuándo sacar un poco de tiempo para hacer ejercicio físico.

7. Hidrátate bien

Un último consejo que podemos darte es que permanezcas durante las horas de trabajo lo suficientemente hidratado. Ten a mano siempre una botella de agua para refrescarte siempre que el cuerpo te lo pida. Otra idea es dejar la botella en otra habitación y así tener una excusa para moverte y estirar las piernas. Eso sí, ¡no dejes de beber agua solo por la pereza de levantarte!

Con estas recomendaciones, muy posiblemente estarás más preparado y receptivo para afrontar el turno de noche en el trabajo. Echa un vistazo a nuestro catálogo para encontrar las mejores soluciones de mobiliario para montar tu oficina en casa.