Cómo trabajar con calor: tips para mejorar la concentración

Junio 14, 2022

La primavera se hizo de rogar, pero ya la tenemos instalada definitivamente. Es más, parece que se está acompañando de temperaturas algo más elevadas de la cuenta. Otro verano más está al caer. Y ya sabes lo que eso supone. Por un lado, la llegada de las ansiadas vacaciones. Por otro, el hecho de trabajar con calor. Cuando las condiciones no son del todo favorables, ya sabes lo que toca: reducción de la productividad, una menor concentración, etc. He aquí algunos tips interesantes para que el calor no te derrita ni pueda contigo.

Es innegable que la temperatura afecta a nuestro rendimiento en el trabajo. Es más, puede llegar a perjudicar nuestro desempeño, lo que recibe el nombre de estrés térmico. Se trata, de hecho, de una afirmación avalada por diferentes estudios. Como sabes, la temperatura corporal se halla entre los 36 y 37 ºC, de manera que cuando el calor exterior es excesivo, el cerebro debe esforzarse al máximo para que la temperatura no supere estos valores. Entonces, al estar nuestro organismo enfocado en otros menesteres, podrían sucederse episodios de cansancio, fatiga, irritabilidad, etc.

Por supuesto, el calor empeora nuestra productividad y concentración debido a la deshidratación, de ahí la importancia de tener una botella de agua siempre a mano.

¿Está afectando el calor a tu desempeño laboral? He aquí los principales síntomas:

  • Fatiga
  • Falta de concentración y dificultad para memorizar
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Agotamiento
  • Sed

Consejos para trabajar con éxito en condiciones de calor

A continuación, queremos ofrecerte algunas recomendaciones para que las olas de calor no te afecten más de la cuenta.

1. Enciende el aire acondicionado y el ventilador

Si sientes que no puedes más con el calor, ha llegado la hora de encender el aire acondicionado. Este artefacto te va a dar la vida. Si, por ejemplo, en la calle el termómetro ha superado ampliamente los 30 ºC, entonces, la recomendación general es mantener el aire acondicionado a una temperatura de unos 24 ºC. Así, la estancia en la que teletrabajas se mantendrá fresquita y agradable.

2. Bebe abundante en agua

En verano perdemos más litros de agua que en invierno a causa de la sudoración. Por eso, necesitas reponer los líquidos con mayor frecuencia. El agua se convertirá en tu mejor aliada. Por el contrario, lo más conveniente es no abusar del té y el café.

3. Prepara comidas ligeras

Para aliviar la fatiga y la sensación de cansancio especialmente después de comer, lo idóneo es alimentarte en los meses de más calor con preparaciones más ligeras. Desecha los alimentos fritos y grasientos y, en su lugar, apuesta por elaboraciones como las ensaladas, el gazpacho, etc. Los zumos también pueden convertirse en unos grandes aliados.

4. Prefiere la jornada intensiva

Es posible que no tengas elección, pero en la temporada más cálida siempre es mejor adaptar el horario laboral. Como sabes, las horas centrales del día son las peores en lo que respecta a temperaturas altas. Entonces, puede ser una buena idea realizar jornada intensiva y así estar libre a media tarde cuando las temperaturas empiecen a dar una tregua.

5. Ventila el espacio de trabajo

Otro tip que podemos darte es que mantengas tu espacio de trabajo adecuadamente ventilado. De este modo, evitarás que el ambiente esté cargado. Eso sí, hay que ser puntillosos con la hora de la ventilación, pues por nada del mundo querrás que se te meta el calor en casa, ¿verdad? Hazlo mejor a primera hora de la mañana o cuando el sol se ha ocultado por la noche.

6. Viste ligero

Aunque estés trabajando en casa, en esta época del año sí deberás cuidar algo tu vestimenta. Sobre todo porque la elección de la ropa puede marcar una gran diferencia. Es recomendable que apuestes por prendas livianas y fluidas confeccionadas en tejidos naturales como el lino o el algodón.

7. Aumenta el consumo de frutas y verduras

Por último, es importante que priorices el consumo de alimentos saludables como las frutas y verduras. Si te apetece hacer un descanso en el trabajo para picar algo, adelante, pero que sea una pieza de fruta. En la misma línea, intenta reducir la ingesta de azúcares que te harán un flaco favor en esta época del año.

¿Habías escuchado hablar alguna vez sobre el estrés térmico? En verano puede ser muy complicado concentrarse. Por este motivo, te animamos a que te adelantes al cansancio y a la fatiga y pongas en práctica todas estas recomendaciones. En FlexiSpot defendemos los espacios de trabajo saludables y, por ello, disponemos de una extensa selección de soluciones de mobiliario ideales para montar tu oficina en casa. De este modo, tu productividad y rendimiento no se verán comprometidos.