¿Cómo soportar el calor trabajando para ser más productivo?

Junio 16, 2022

Llega el verano y el calor hace acto de presencia. Trabajar desde casa o en la oficina se puede convertir en un auténtico martirio, debido a las altas temperaturas. Es en esta época del año, cuando la productividad puede descender considerablemente debido al calor, pero sí es cierto que esta se puede mejorar.

Si estás teletrabajando o en la oficina, soportar el calor extremo de esta época puede ser posible. ¿Quieres saber cómo? A continuación te vamos a ofrecer algunos consejos clave para poder trabajar perfectamente en época veraniega, desde tu mueble de oficina o mesa elevable, y que tu productividad no se vea totalmente resentida, algo que, por otra parte, es normal que ocurra.

1. Utiliza ropa ligera

En verano, deberías evitar llevar chaquetas y corbatas, sobre todo en los días más calurosos, ya que son prendas bastante gruesas y acentúan el calor. Si la empresa tiene un código de vestimenta fijado, tendrías que hablarlo con el responsable antes de decidir no llevar chaqueta y corbata.

La ropa recomendable para la oficina en invierno es la que está elaborada en lino y algodón. Esto es debido a que son tejidos más frescos y ligeros, por lo que son más transpirables y cómodos de llevar. Si la ropa es de color claro será mucho mejor ya que te ayudarán a prevenir la sudoración excesiva asociada al calor.

2. Importancia de la alimentación e hidratación

Aunque no lo creas, la hidratación y la alimentación son muy importantes. Durante todo el año, es muy importante beber mucha agua, para que así el cuerpo esté bien refrigerado e hidratado, esto es algo también muy importante aún más en verano. También te puede venir muy bien una bebida isotónica o infusión. Eso sí, las bebidas no tienen que estar excesivamente frías ni deben contener mucho gas.

La alimentación es importante también para que puedas soportar el calor y trabajar mejor. En verano, deja a un lado las comidas calientes y pesadas, como las sopas, por ejemplo, ya que aumentarán más la sensación de incomodidad y somnolencia que ya de por sí van ligadas al calor. Es mejor, por tanto, que te decantes por comidas frescas y ligeras, como gazpacho y ensalada. También son grandes aliadas para combatir el calor las frutas, fundamentalmente las de temporada como melón, sandía o cerezas. Por eso, no dudes en llevarte una pieza de fruta a la oficina o tómala en casa mientras teletrabajas.

3. Ventilación eficiente

A pesar de poner el aire acondicionado, siempre debes usarlo con responsabilidad y mesura. Si usas este aparato sin ningún tipo de control, el gasto en la factura energética será elevadísimo y estarás dañando el medio ambiente. Tener el aire con una diferencia mayor a 12ºC respecto al exterior no es algo saludable, ya que provoca golpes de calor, mareos y resfriados. Así que para conseguir una buena ventilación en tu lugar de trabajo, puedes poner en práctica estos consejos:

Usar ventiladores y mejor si están cerca de una masa de agua.

Ventilar tu espacio de trabajo cuando la temperatura exterior es más baja.

Intentar pintar las paredes de color claro.

Si tienes buena iluminación, evita la luz artificial, ya que es una potente fuente de calor.

Si pones el aire acondicionado, mantén puertas y ventanas totalmente cerradas, para así no malgastar energía.

4. Una buena ducha por la mañana

Durante todo el año, mantener una buena higiene es algo imprescindible y en verano lo es aún más. Por la mañana, una buena ducha te va a ayudar a eliminar el sudor del día anterior y tener tu cuerpo fresco y limpio. También elige un buen desodorante, para así evitar que tus axilas produzcan un sudor excesivo.

5. Haz pequeños descansos

Para soportar el calor veraniego, un buen consejo es para un momento y descansar un poco en un lugar fresco de la casa. Está demostrado que los descansos mejoran la capacidad de concentración. Así que no dudes en darte una vuelta por la casa, ir al baño o tomar una bebida fría, ya que estos hábitos te ayudarán a despejarte y tomar un poco de aire fresco.

Como ves, con algunos pequeños consejos que pongas en práctica en tu día a día, podrás soportar mucho mejor las temperaturas elevadas del verano. El calor es algo que no soportan la mayoría de trabajadores y que influye, de forma negativa, en tu capacidad de concentración. Son muchos los que temen la llegada del calor y es que el aire acondicionado, hoy en día, con el elevado precio de la factura eléctrica, se ha convertido casi en un auténtico lujo, por lo que evitarlo es una tarea primordial para muchos teletrabajadores. Con todo lo que te hemos comentado, seguro que logras sobrevivir al calor veraniego sin que tu salud y capacidad de concentración se vean resentidas.