¿Cómo socializar si estás teletrabajando?

Mayo 11, 2022

El teletrabajo se ha impuesto en la actualidad. Cada vez son más las personas que practican el denominado "home office". Sobre todo, la pandemia provocada por la COVID-19 fomentó esta nueva forma de trabajo. Durante el confinamiento que impuso el Gobierno español (y en la gran parte del mundo), más de 3 millones de españoles empezaron a trabajar desde casa.

Los retos fueron numerosos y es que las personas no estaban acostumbradas a trabajar en otro entorno diferente a la oficina. Muchas personas se dieron cuenta de que no contaban con el material necesario para trabajar y echaron de menos su mueble de oficina en el que trabajar de la forma más cómoda y productiva posible.

Pero, además de la falta de infraestructura, el teletrabajo nos enseñó la importancia de contar con compañeros de trabajo. El aislamiento pasó factura a muchos. Los teletrabajadores se dieron cuenta de que, igual de importante que el trabajo en sí, lo era el estar en contacto con los compañeros de trabajo, familiares y amigos. Las videollamadas se convirtieron, de esta forma, en el nexo de unión con el mundo exterior.

Si aún hoy en día sigues teletrabajando y quieres seguir en contacto con tus compañeros de oficina, a continuación te vamos a ofrecer unos tips esenciales para poder socializar de forma correcta. ¡No dudes en ponerlos en práctica mientras teletrabajas desde casa!

Sigue quedando en persona

Aunque socializar desde tu sofá u ordenador, a través de las múltiples apps de mensajería instantánea que existen hoy en día, puede estar bien, no hay nada mejor que el cara a cara. Por eso, es muy importante, que una vez a la semana o cada quince días, quedes con tus compañeros para comer o tomar un café, tal y como lo hacíais cuando trabajabais en la oficina. Si estos es menos posible de llevar a cabo, no dudes en cuando acabéis de trabajar, quedar para el llamado "afterwork", que es una práctica muy de moda. Consiste en beberse una copa después de haber acabado con todas las obligaciones laborales.

No dudes en realizar reuniones de trabajo en remoto que no sean de trabajo. Por ejemplo, podéis apuntaros (tú y tus compañeros de trabajo) a un Escape Room virtual, algo que está muy de moda y que resulta muy divertido. Además, hay herramientas como Slack que incluso cuentan con una aplicación llamada Donut. Esta identifica a las personas de la empresa que no suelen interactuar de forma habitual y les hace la propuesta de tomarse un café virtual.

También podéis crear un canal o chat en WhatsApp o Telegram en el que compartir anécdotas, bromas o comentarios que no sean de trabajo. Esta vía funciona como si acudiésemos a la cafetería de la oficina y empezáramos a entablar conversación con aquellos que se encuentren en este área de la empresa.

Conectar con amigos, tanto cercanos como lejanos

Si hay algo que la tecnología ha propiciado es que podemos estar en contacto tanto con las personas más cercanas como las lejanas. Esto se traduce en un mundo hiperconectado. Haz uso de todas las apps de mensajería y redes sociales que tenemos hoy en día para seguir en contacto con tus compañeros de trabajo y también con tus amigos, tanto como los que están cerca (a los que ves de forma más seguida) como de aquellos que se encuentran más en la distancia y a los que no sueles ver tanto.

Socializar de forma individual

Aunque socializar con tus compañeros de trabajo y amigos está bien, si teletrabajas desde tu hogar, tendrás que levantarte, en algún momento, de tu mesa elevable o escritorio. Ponte el objetivo de relacionarte con otros seres humanos. Si no haces esto, terminarás siendo una especie de ermitaño, llegándote a sentir algo deprimido y con una energía vital bastante baja que te pasará factura, sin duda alguna.

Es por eso por lo que socializar a título individual es la clave para que esto no ocurra. Para ello, puedes obligarte a salir todos los días a comprar el pan o bien apuntarte a alguna actividad deportiva o de grupo para conocer a personas nuevas. Reserva estas actividades para cuando calculas que tu actividad laboral haya terminado. Así tendrás un aliciente para no prolongar tus horas de trabajo más allá de los deseable en tu jornada laboral.

Y tú, ¿has notado, teletrabajando, que la falta de compañeros con los que hablar hacía mella en tu salud mental? ¿Qué actividades has llevado a cabo para que esto no ocurriera? ¿Te has tomado, alguna vez, un café virtual o has quedado con tus compañeros de oficina para una videollamada que no fuera relacionada con temas laborales? Lo que ha quedado claro es que, para el teletrabajador, la socialización es fundamental para ser totalmente productivo en su día a día.