¿Cómo revolucionará el metaverso la industria del teletrabajo?

Junio 21, 2022

El trabajo en remoto supone un gran reto como estructura corporativa, sobre todo en la construcción de equipos funcionales. Lo que se conoce como Team Building es algo que preocupa a los expertos en lo que al desempeño profesional y salud ocupacional se refiere. En estos momentos, el metaverso se erige como la mejor oportunidad para el fortalecimiento de los equipos de trabajo y también se puede convertir en una excelente herramienta para mejorar las relaciones con los clientes.

¿Qué son los metaversos?

También llamados metauniversos son entornos en los que los humanos interactúan social y económicamente como iconos, a través de un soporte lógico en un ciberespacio, lo que significa una metáfora amplificada del mundo real, pero sin las limitaciones físicas o económicas. En términos más sencillos, es un espacio mediado por interfaces o pantallas y los humanos interactúan mediante avatares en entornos digitales, con sofisticados elementos gráficos.

En las últimas semanas se han convertido, en cuestión de semanas, en la gran apuesta de los inversionistas de alto riesgo, que ahora buscan emprendimientos con propuestas innovadoras, buscando así oportunidades de negocio para construir imperios tecnológicos. Estos nuevos proyectos de metaversos giran en torno a las ciudades inteligentes, planificación urbana, sector inmobiliaria, sector educación, salud, entretenimiento y el boom que se produjo, durante la pandemia, del trabajo en remoto.

Competencias del trabajo en remoto

Al igual que ha ocurrido con la educación virtual, el llamado "home office" demanda ciertas competencias, actitudes y aptitudes específicas, tanto por parte de los directivos como de los empleados de una organización. Así que, en estos ambientes, cada individuo debe alcanzar altos niveles de autonomía y responsabilidad, mientras el seguimiento a las actividades se debe realizar desde los procesos, objetivos, indicadores y resultados, y no desde las horas que la persona permanece sentada en su mueble de oficina.

Esta disposición lo que hace es facilitar la adecuada articulación entre todo el capital humano, siempre que se disponga de las herramientas tecnológicas que permitan el flujo de todas las actividades.

El Team Building es uno de los grandes desafíos del teletrabajo

Lo que está claro es que el metaverso va a tener un gran impacto en las relaciones corporativas de las organizaciones. Además, se ha determinado que será la herramienta más útil para cumplir las exigencias de la descentralización y el trabajo remoto.

Según el trabajo remoto vaya tomando fuerza y se consolide como la forma de estrategia para adaptarse al nuevo orden global digital. Las empresas ya empiezan a experimentar el impacto sobre sus equipos de trabajo, que cada vez parecieran ser más eficiente. Pero, al mismo tiempo, más fragmentados, lo que supone un problema a largo plazo para la cohesión de los grupos de profesionales.

El Metaverso puede ser perfecto para el Team Building

Algo que también es cierto que el metaverso puede servir para fomentar la comunicación en el mundo corporativo, realizar reuniones más inmersivas o formaciones de los empleados más profundas.

Resulta complicado construir equipos no presenciales porque el teletrabajo, a menudo, aporta únicamente organización y no crea sentido de pertenencia. Así que el metaverso puede servir para fomentar la comunicación en el medio corporativo, realizar reuniones más inmersivas o formaciones de los empleados más profundas.

Aunque a priori parezca lo contrario, el metaverso potencia las relaciones. A determinadas generaciones más mayores puede parecerle que esto no es así y que interactuando de forma virtual, se pierde contacto. Aunque esta es una visión que cambia en función de los tramos de edad. Para los más jóvenes, esta tecnología sirve para

establecer vínculos mucho más estrechos.

El metaverso también es muy útil en las relaciones con los clientes

Pero también es cierto que el metaverso no solo es muy útil en las relaciones corporativas internas. También su mayor potencial radica en la relación con sus clientes, lo que hace que se convierta en una herramienta fundamental a la hora de construir una nueva relación con el cliente, ya que sirve para generar una experiencia digital totalmente innovadora, allá hasta donde ahora las compañía no podían llegar.

Lo que se puede concluir es que, como consecuencia de la pandemia provocada por la COVID-19, el teletrabajo se ha erigido como una de las mejores estrategias para que las organizaciones enfrenten los desafíos de las nuevas tendencias de la descentralización productiva, así que la conformación de equipos de trabajo eficientes, funcionales y con sentido de pertenencia (es decir, más allá de de trabajadores que se sientan en su mesa elevable o mueble de oficina a trabajar), se convierte en el mayor desafío presente y futuro. Así que el metaverso se erige como una estrategia para poder conformar equipos sólidos de trabajo, al mismo tiempo que va a permitir potenciar, de forma significativa, las relaciones con los clientes.

Además, se debe destacar que las organizaciones que se adapten a esta nueva circunstancia acabarán desapareciendo. Y es que en el sector empresarial, solo sobrevive el que mejor se adapte a la realidad y el teletrabajo es la nueva realidad de las organizaciones.

Esto es debido a varias razones. Primero, porque se pueden construir equipos multidisciplinarios transnacionales. Segundo, porque es la única forma de cumplir los compromisos de reducción del calentamiento global. Tercero porque ahorra muchísimos costos. En cuarto lugar se puede destacar que hace mucho más eficiente a las organizaciones. Y, en quinto lugar, también es destacable porque mejora la felicidad y productividad de los empleados.