¿Cómo influyen tus redes sociales en tu vida laboral?

Mayo 30, 2022

Es un hecho demostrado que el desarrollo de las nuevas tecnologías está produciendo grandes modificaciones en las empresas y en la forma de éstas de relacionarse con sus empleados.

Las redes sociales han transformado la forma en que nos relacionamos con los demás, convirtiéndolas en el medio diario más utilizado para comunicarnos, lo que no solo influye en nuestras relaciones personales, sino también incide de una manera considerable en las relaciones laborales.

Esta exposición de nuestra vida personal a través de internet puede ser determinante a la hora de ser o no contratados, dependiendo del puesto laboral al que aspiremos.

Cómo evitar que perjudiquen a tu perfil laboral

Si vas a optar a un puesto en una empresa que tiene una gran presencia en redes sociales y que incluso utiliza este medio para seleccionar a su plantilla, debes centrarte en crear un buen perfil, que mantenga una buena imagen, y que esté enfocado en demostrar tus capacidades y lo que podrías aportar al mundo laboral. Se trata de estar presente en este mundo virtual de una forma activa, con presencia continua, y con contenido de calidad, para que dicha presencia sea efectiva.

Cuanto más actualizado y completo esté tu perfil, tus oportunidades aumentarán de forma exponencial.

Sin embargo, debes tener muy en cuenta todo lo que compartes en tu perfil, ya que tus gustos personales, formas de pensar o ideologías pueden afectar de forma negativa, si los valores que muestras no son compatibles con la filosofía empresarial. Por tanto, es imprescindible tener mucha cautela con lo que publicamos en nuestras redes sociales, ya que existe gente que incluso ha perdido su trabajo al subir fotografías o textos comprometidos a estas plataformas sociales.

Por tanto, vamos a repasar cuales son las ventajas y cuáles los inconvenientes de las redes sociales en relación a tu vida laboral.

Ventajas de la exposición en redes sociales

Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que diferenciar entre las redes sociales creadas para socializar y comunicarse con los demás, como Facebook, Instagram o Twitter y aquellas redes sociales enfocadas en la búsqueda de trabajo y relaciones laborales, como Linkedin. Sin duda, si estamos pensando en encontrar trabajo a través de internet, debemos centrarnos en cuidar nuestro perfil social en las de este segundo tipo.

Las principales ventajas de las redes sociales en cuanto al mundo laboral son:

Conocer a la competencia. El hecho de que las empresas tengan presencia en internet, nos permite conocer información útil e interesante sobre nuestra competencia, lo que, si tenemos un negocio, favorece la posibilidad de crear mejores estrategias y productos y servicios mejorados con respecto a los que ofrecen los demás.

Crear una red de contactos. Las redes sociales tienen una gran capacidad de segmentación, lo que ayuda a encontrar personas con nuestros mismos intereses y hacer networking. En el mundo laboral nos puede servir para crear una red de contactos con proyectos comunes, o contribuir a una búsqueda activa de empleo.

Conectividad dentro de nuestro entorno laboral. Si utilizamos las redes sociales dentro de nuestro entorno laboral, podemos tener una comunicación fluida e inmediata con nuestros compañeros, así como con nuestros superiores o empleados. Además, también podemos comunicarnos con rapidez con nuestros clientes y resolver sus dudas o solucionar sus problemas con eficacia.

Son un escaparate de nuestro trabajo.  Las redes sociales son una herramienta excelente para mostrar y compartir nuestro trabajo. Si somos emprendedores, es una gran oportunidad para alcanzar visibilidad y llegar a un gran número de gente.

Desventajas de las redes sociales en el mundo laboral

Sin embargo, no siempre contribuyen de forma positiva las redes sociales al mundo laboral, y pueden, como decíamos al inicio, incluso perjudicarnos a la hora de encontrar trabajo o de mantener nuestro puesto.

Los principales inconvenientes de las redes sociales con respecto al mundo laboral son:

La pérdida de intimidad. Tener un perfil público en redes sociales supone la pérdida de nuestra intimidad y de nuestra privacidad. Aunque enfoquemos nuestras publicaciones en mostrar nuestra trayectoria profesional, es difícil compartir únicamente este aspecto, y puede que acabemos exponiendo aspectos de nuestra vida diaria que afecten de forma negativa al trabajo.

La “trampa” de la visibilidad. Si bien explicábamos como ventaja que un gran número de personas puede visualizar nuestro trabajo, la visibilidad que nos brinda la red también se puede volver en nuestra contra ya que, además de destacar nuestros puntos fuertes, pueden quedar expuestas sin que seamos conscientes de ello, nuestras debilidades.

Requieren actualización constante de nuestro perfil. La gestión de nuestro perfil puede ser complicada, ya que requiere dedicarle tiempo al día, además de motivación para pensar que publicamos y no siempre disponemos de ambas cosas. Si no le dedicamos el tiempo suficiente, podemos dar una imagen descuidada que nos cree mala reputación y sea negativa para nuestro trabajo. Es recomendable tener presencia en menos redes sociales, pero que éstas se encuentren siempre al día.