Cómo elegir muebles de oficina verdaderamente ecológicos

Abril 11, 2022

¿Por qué los muebles de oficina sostenibles son el camino a seguir? Los muebles ecológicos no solo reducirán tu impacto ambiental y te ayudarán a evitar los compuestos orgánicos volátiles (COV) dañinos, sino que también ahorrarán dinero a largo plazo, ya que el diseño sostenible tiene como objetivo aumentar la vida útil de un producto para que no sea necesario reemplazarlo con tanta frecuencia. 

Con 8,5 millones de toneladas de muebles de oficina que terminan en vertederos en los EE. UU. cada año, es hora de comenzar a pensar seriamente en las credenciales ecológicas de nuestros muebles.

#1 Investiga

Antes de realizar una compra se debe realizar una investigación exhaustiva. Muchas empresas afirman ser ecológicas, pero a menudo tienen poca información específica sobre lo que hace que sus productos sean sostenibles.

Comienza por hacer algunas preguntas clave para asegurarte de que tus compras sean verdaderamente sostenibles:

- ¿La empresa utiliza materiales reciclables y reciclados?

- ¿Los materiales utilizados son respetuosos con el medio ambiente y se obtienen de forma sostenible?

- ¿Los materiales son de origen local? ¿La producción se hace localmente?

- ¿Se utilizan materiales peligrosos o productos químicos nocivos para el medio ambiente en el proceso de producción?

- ¿Se utiliza el mínimo embalaje? ¿El embalaje es reciclable y reciclado?

- ¿Cuál es la vida útil de sus productos? ¿Ofrecen servicio de reparación?

#2 Materiales

Infórmate sobre los materiales utilizados para fabricar el producto. Opta por materiales recuperados o reciclados, como madera, hierro y vidrio. Algunas empresas incluso utilizan restos de madera de fábrica o piezas de madera defectuosas para hacer diseños verdaderamente sostenibles. Considera el tipo de madera utilizada: los árboles de crecimiento lento como el roble son una opción mucho menos sostenible que el bambú, que crece más rápido y puede ser incluso más duradero.

Escritorio de pie E8 con cubierta de bambú de FlexiSpot’s

Elegir los materiales incorrectos puede influir en tu salud y resultar en un aumento de la contaminación interior. Verifica las emisiones de COV de compras potenciales para asegurarte de que tus nuevos muebles no oculten elementos tóxicos.

#3 Huella de carbono

Los artículos fabricados y transportados con una menor huella de carbono son tus mejores amigos.

Para comprender la huella de carbono de tu mueble, investiga el método y la distancia de transporte. Además, considera los métodos de producción y mano de obra utilizados para fabricar el producto.

Muchas empresas también ofrecen compensación de carbono, como la plantación de árboles. Sin embargo, no dejes que esto solo decida dónde comprar tus muebles: mientras que muchas empresas están trabajando genuinamente hacia la verdadera sostenibilidad, algunas ofrecen esquemas de plantación de árboles para hacer un lavado verde de otras prácticas dañinas para el medio ambiente.

#4 Elige paquetes planos

Ya sea que tengas recuerdos traumáticos montando muebles o que realmente disfrutes el desafío, no se puede negar que el diseño inteligente de los muebles de paquete plano permite una reducción en el embalaje. Optar por el paquete plano también significa que el gasto ambiental del transporte se reduce, ya que las empresas pueden transportar más muebles en un solo camión.

Muchas empresas ofrecen un ingenioso diseño de paquete plano que combina estos beneficios ambientales con la facilidad de un proceso de montaje simple para el comprador.

#5 Reutiliza

Aunque las credenciales ecológicas, como las huellas de carbono bajas y los símbolos reciclables, contribuyen de alguna manera a mejorar la sostenibilidad, siempre es mejor no comprar nada nuevo.

Reciclar o comprar muebles de segunda mano no solo te ahorrará dinero, sino que también experimentarás el orgullo de haber salvado desechos del vertedero.

Los muebles reciclados pueden lucir elegantes y pueden actualizarse para minimizar cualquier defecto, por ejemplo, lijando y pintando un escritorio de madera o usando papel tapiz autoadhesivo para alegrar una estantería aburrida.

#6 Vida útil

La sostenibilidad implica pensar en el ciclo de vida completo de tus muebles, desde la construcción hasta la destrucción.

Los productos que tienen largos períodos de garantía, revisiones positivas a largo plazo y servicios de reparación indican una vida larga y sostenible.

Evita las piezas que se vean mal hechas, que parezcan demasiado baratas o que se sientan diseñadas para seguir las tendencias de la última moda y desecharlas rápidamente.

Pagar un poco más para garantizar la calidad, la durabilidad y la longevidad significa que tus muebles permanecerán en uso durante mucho más tiempo, lo que compensará tu huella de carbono y, en última instancia, te costará menos a largo plazo.

#7 Dona

Puede parecer contradictorio, pero al comprar nuevos muebles de oficina es importante planificar lo que sucederá al final de su vida útil.

Compra con empresas que ofrecen incentivos de recompra de productos viejos, busca piezas que puedan reciclarse o encuentra lugares en tu zona local que acepten muebles donados. Las escuelas, las empresas emergentes, las organizaciones sin fines de lucro y las organizaciones benéficas siempre buscan muebles de oficina gratuitos o con descuento.

Mientras buscas nuevos muebles de oficina sostenibles, piensa también en reciclar o donar tus muebles viejos.

Consejos finales para hacer tu oficina más sostenible:

- Desenchufa los electrodomésticos que no utilices y apaga las luces cuando las habitaciones estén vacías;

- Deja de usar papel cuando sea posible y usa papel reciclado cuando sea necesario;

- Asegúrate de tener contenedores de reciclaje que estén claramente etiquetados con lo que pueden y no pueden contener;

- Trae el exterior al interior añadiendo plantas;

- Recoge los residuos de alimentos para el compostaje;

- Deshazte de los plásticos de usar y tirar: ¡no más platos y vasos de plástico!