¿Cómo debe ser la postura correcta para teletrabajar?

Mayo 25, 2022

Desde hace un par de años, teletrabajar se ha impuesto y son muchos los que se han apuntado a esta modalidad de trabajo, también conocida con el nombre de "home office". Aunque muchos ven las ventajas que tiene el trabajar desde el hogar, es normal que acostumbrarse a esta nueva forma de trabajo es algo muy difícil al inicio.

Estar frente al ordenador mientras los niños corren por la casa y quieren que juegues con ellos o combinar el trabajo con las tareas domésticas, no es algo para lo que esté preparado todo el mundo. Además, son muchas las molestias corporales que sufren los teletrabajadores, sobre todo, cuando se relajan y empiezan a trabajar fuera de su espacio de trabajo.

Si eres teletrabajador y quieres aprender a sentarte bien para que así no sufras de problemas de salud (como dolores en piernas y cuello, contracturas y dolores musculares), no te preocupes ya que en Flexispot queremos ayudarte a que esto no ocurra. Para ello, vamos a ofrecerte algunos consejos clave que deberías tener en cuenta para poner en práctica en tu día a día y que así este tipo de molestias no aparezcan.

Una práctica que puedes hacer es masajear las zonas de tu cuerpo que se vean afectadas para calmar el dolor. También es muy recomendable que tomes un suplemento con colágeno para así proteger tus articulaciones y prevenir molestias, así como para mantener tu masa muscular, evitando así que los dolores, que ahora tienes, se conviertan en crónicos. Aunque debes saber que esto no es suficiente.

Mantener una buena postura mientras teletrabajas es clave y para lograrlo, necesitarás modificar algunos hábitos de los que seguro no eres consciente. A continuación te dejamos algunas clave para que teletrabajar no sea sinónimo de enfermedades y que siempre tengas un estado de salud totalmente óptimo.

El monitor a la altura de los ojos

Una buena cosa que puedes hacer para tener una buena postura mientras teletrabajas es colocar el monitor a la altura de tus ojos. Así, el cuello se mantendrá erguido, evitando posturas que terminen generando contracturas o una tensión en la zona que puede derivar en dolores musculares y de cabeza.

Para conseguir que el monitor esté a esa altura, usa cajas o soportes que eleven el monitor, por si no lo tienes a la altura adecuada. Además, una silla regulable te permitirá conseguir la altura correcta.

Postura de la espalda y los hombros

A la hora de teletrabajar en tu mesa elevable o mueble de oficina, debes colocar siempre la espalda recta y los hombros hacia atrás, ya que esto te permitirá tener una buena postura. Para lograr esto, debes contar con una silla regulable (y mejor si es ergonómica) con respaldo. Además, debes regular la altura de la silla hasta que los antebrazos formen un ángulo de 901 al alcanzar el teclado.

Los antebrazos, por tanto, deben estar siempre apoyados en la mesa o en un soporte adicional. Si no tienes una silla regulable, podrás usar cojines para conseguir la mejor postura para ti.

Mejora la circulación sanguínea con un soporte para pies

Otro elemento que no debe faltar en tu espacio de trabajo en casa es el soporte para pies. Este te va a permitir tener una buena postura mientras teletrabajas, puesto que si regulas la silla en altura puede que no llegues a apoyar los pies totalmente en el suelo. Es ideal que tus piernas formen un ángulo de 90º y que la punta de los pies esté elevada, más ligeramente, que los talones.

Pero un reposapiés no solo mejora la postura sino que también ayuda mucho a la circulación. Debes saber que si estás demasiado tiempo sentado, esto puede ejercer una presión en las piernas, provocando que duelan debido a la mala circulación y con un soporte para pie esto no ocurrirá. Aunque si no tienes uno, puedes utilizar una caja o incluso cojines.

Como ves, mantener una buena postura mientras teletrabajas es primordial para poder evitar problemas de salud futuros, sobre todo en lo que a músculos y articulaciones se refiere. Es normal que si teletrabajas, con el tiempo te relajarás y no serás tan estricto al sentarte en tu espacio de trabajo pero esto es algo que deberías evitar totalmente.

Es por eso por lo que debes seguir estos consejos para así evitar futuros males. Si no eres constante, debes armarte de paciencia y entender que sentarte bien es algo primordial para que tu espalda, hombros y cuello no se vean resentidos.

Y tú, ¿cómo te sientas al trabajar en casa? ¿Eres de los que trabajas en el sofá o la cama sin importante la postura o sí la cuidas? ¿Has sufrido alguna enfermedad o dolencia por trabajar de forma poco oportuna en tu hogar?