¿Cómo crear una buena firma de correo electrónico? 8 consejos clave

Julio 12, 2022

En la actualidad, el correo electrónico es una excelente forma de comunicación, sobre todo en lo que respecta al ámbito laboral. Si trabajas y te comunicas a través de email, una buena firma es algo esencial para que tus correos sean totalmente personalizados.

¿Quieres crear la firma de correo electrónico perfecta y no sabes cómo hacerlo? A continuación te vamos a ofrecer algunos consejos clave para lograrlo de forma totalmente eficaz. Lo primero que debes tener en cuenta es que la firma de email debe ser sencilla, profesional e informativa.

1. No incluir mucha información

Muchas personas, al crear su firma de correo electrónico, cometen el error de creer que es una especie de mini autobiografía. Por eso, debes evitar el exceso de información, evitando así que la firma tenga un aspecto voluminoso. Lo mejor es que la firma sea directa y acorde a tu marca.

2. Una paleta de colores pequeña en tu firma de correo electrónico

Una buena firma de mail debe contar con una paleta de colores. Para establecerla, lo aconsejable es que solo emplees 2 o 3 tonalidades. Si haces lo contrario (emplear demasiados colores que desentonen), el diseño de tu firma se puede volver rápidamente sobrecargado y distractor.

Si quieres que la paleta de colores que elijas sea la correcta, entonces lo mejor será que tomes muestras de todo elemento gráfico que incluyas, como, por ejemplo, el logotipo de tu marca.

3. Paleta de fuentes más pequeña

Al igual que ocurre con la paleta de colores, debes mantener la paleta de fuentes pequeña. Decántate por una tipografía que sea simple y que tenga pocas opciones de grosor y estilo y solo mezcla tu tamaño de letra, grosor y/o colores cuando sea necesario, en vez de usar una fuente completamente diferente.

4. Uso de la jerarquía en la firma de correo electrónico

Para cualquier diseño que use letras para comunicar información, una buena jerarquía es indispensable. Puedes emplear escalas, colores y grosores de fuente para señalar, al destinatario de tu email, de forma visual, cuáles son los elementos de tu firma que deberían leer primero.

5. Elementos gráficos simples en tu firma de correo electrónico

Si vas a colocar elementos gráficos en la firma de tu email, limítate a 1-2, para que así el diseño no luzca abarrotado. Uno de los elementos gráficos que no puede faltar, por ejemplo, es el logotipo de tu marca, ya que el destinatario identificará rápidamente de parte de quién viene el email. También se suele utilizar mucho una foto del rostro del autor, lo que provoca que se cree una relación más personal y generar un sentimiento de confianza.

6. Iconos de redes sociales

Hoy en día, las redes sociales se han convertido también en herramientas de comunicación. Por eso, en la firma de tu email debes incluir iconos con hipervínculos a tus perfiles en redes sociales. Pero, ¿por qué son mejores los iconos en vez de los links? Pues la razón es sencilla ya que a la mente humana solo le toma 150 microsegundos procesar un símbolo y 100 microsegundos para darle un significado. Además, otro de los beneficios de los iconos es que te ahorrarán mucho espacio.

7. Alinear el diseño

Sin duda alguna, el secreto de una firma limpia, organizada y efectiva es la alineación. Aunque no lo creas, con solo alinear tu gráfico, letras e iconos de forma simple y lógica, puedes crear orden y armonía en solo un momento.

8. La firma de correo electrónico debe ser acorde para dispositivos móviles

En la actualidad, el teléfono móvil es uno de los dispositivos más empleados en el día a día y se ha conocido que un 41% de los usuarios abren el email a través de él, en vez de en el ordenador.

Por eso, a la hora de crear tu firma de correo electrónico debes tener en cuenta algunos aspectos técnicos para que se puedan ver en teléfonos móviles. Uno de ellos es la escala, por lo que debes asegurarte que tus imágenes y letras sean legibles cuando su escala sea reducida.

También debes asegurarte de que todos los enlaces que pongas sean accesibles al tocarlos con el dedo. Esto lo conseguirás si no los pones demasiado pequeños o se colocan muy cerca entre sí.

Como ves, para crear la firma perfecta para tu correo electrónico, debes tener en cuenta algunos aspectos como los que te hemos mostrado para lograr el éxito con ella.