Camas eléctricas: ¿a quién benefician?

Julio 06, 2022

Las camas eléctricas te permiten ajustar la altura de la cama con un mando de acuerdo con la posición de tu cuerpo. Para que puedas acostarte en la cama en la posición correcta, la cama minimiza el dolor y regula el flujo sanguíneo.

Además de esto, las camas eléctricas pueden ayudar a las personas con trastornos del sueño. Si tienes problemas para dormir, deberías probar una cama eléctrica, ¡verás la diferencia rápidamente!

Al elevar la cama eléctrica desde la parte superior de la espalda, se pueden evitar los ronquidos y la apnea del sueño. Es por eso que las camas eléctricas se han vuelto muy populares en los últimos años. Hoy, en la industria médica, las ventas de camas eléctricas continúan aumentando rápidamente.

La mayoría de los hospitales prefieren utilizar camas eléctricas para sus pacientes por su comodidad y facilidad de uso, además ayudan a acelerar la recuperación.

Además de esto, las personas sanas utilizan estas camas en sus hogares para un sueño profundo, siestas cortas o relajación. Al comparar una cama eléctrica con una cama estándar, una cama estándar simplemente no tiene nada que ver. Las camas eléctricas son una opción superior de la que casi cualquier persona puede beneficiarse, sin embargo, hay ciertos grupos que dejarán escapar un suspiro de alivio más fuerte que otros...

Personas con problemas de movilidad

Las camas eléctricas te ayudan a entrar y salir de la cama tú mismo y a encontrar la posición adecuada para dormir. Es una gran ayuda para los que viven solos y necesitan un pequeño impulso adicional para ayudarlos a salir de la cama.

Gracias a su facilidad de uso, puedes ajustar la cama a una posición sentada y facilitar que te deslices hacia afuera. Las camas regulables en altura suben y bajan mediante un mando, ayudándote a entrar y salir fácilmente, sin dolor.

Ya sea que te sientes inclinado o te acuestes con las piernas levantadas, sentirás la comodidad que las camas eléctricas pueden ofrecerte.

Los pacientes con dolor crónico en su mayoría tienen que permanecer en la cama sin moverse y esto disminuirá su circulación sanguínea. Cuando eleves tu cama eléctrica, aumentará el flujo de sangre en tu cuerpo. Esto también ayuda a prevenir las úlceras de decúbito.

Personas que  sufren hinchazón

Las personas que sufren de hinchazón de las articulaciones se benefician enormemente de las camas ajustables. Al levantar las piernas, pueden aliviar la presión y el dolor en las piernas.

Esto puede ofrecer un alivio instantáneo y hacerte sentir más relajado y listo para dormir. La hinchazón suele ser más común en la parte inferior del cuerpo, ya que los líquidos tienden a acumularse allí a lo largo del día.

Gracias a la elevación del pie de la cama eléctrica, el flujo de sangre se estabiliza más rápido y te sentirás mucho más cómodo.

Personas con artritis

La artritis es el enrojecimiento e hinchazón (inflamación) de las articulaciones. Hay muchos tipos de artritis y las camas eléctricas son buenas para todos ellos.

Cuando tienes artritis, tus articulaciones pueden debilitarse e inflamarse. Si tu cama eléctrica tiene una función de masaje, reducirá el dolor en las articulaciones inflamadas y ayudará a sacar la sangre y el exceso de agua de la articulación y regresar al sistema.

Puedes controlar las funciones de masaje utilizando un mando. Para que puedas obtener fácilmente el masaje adecuado a tus necesidades.

Personas que sufren de dolor crónico

Las camas eléctricas son muy útiles para las personas que tienen dolor crónico. Puedes ajustar fácilmente tu cama con un mando e incluso configurar un temporizador para que quede plana después de un cierto período de tiempo si te sientes incómodo permaneciendo en la misma posición después de un tiempo.

Los pacientes con dolores crónicos pueden tener algunos problemas para dormir a medida que los dolores aumentan y disminuyen a lo largo de la noche, lo que hace que deban despertarse un poco para ajustar su posición.

Las funciones automáticas de la cama eléctrica ofrecen excelentes soluciones para el sueño interrumpido causado por el dolor. Cuando levantas la espalda y las piernas, la columna vertebral se alinea y se reduce la presión sobre los músculos.

Personas con problemas respiratorios

Si tienes una afección respiratoria, se recomienda dormir en posición vertical. Esto proporciona un mayor flujo de oxígeno en tu cuerpo y te ayuda a dormir mejor por la noche.

Apilar almohadas no solo es laborioso, las almohadas rara vez permanecen en su lugar y es posible que te deslices hacia abajo y, finalmente, tus vías respiratorias comiencen a bloquearse y te despierten.

El problema se soluciona con una cama eléctrica. ¡Solo tienes que ajustarla a la altura deseada y decir adiós a apilar almohadas!

Personas con reflujo ácido y acidez estomacal

El reflujo ácido ocurre cuando las secreciones estomacales que consisten en ácido y moco llegan al esófago. El reflujo suele manifestarse como una sensación de ardor que se produce después de comer.

Los médicos recomiendan elevar la parte superior del cuerpo para minimizar los síntomas del reflujo. Es por eso que si mantienes tu cama eléctrica en posición elevada, los síntomas se minimizan y disfrutarás de una noche de sueño más cómoda.

Asimismo, la acidez estomacal es una señal de que tu sistema digestivo es delicado y se debe considerar tu posición para dormir. Ocurre como resultado de una dieta irregular, el consumo de alimentos excesivamente picantes y dormir inmediatamente después de las comidas.

Si tienes uno de estos síntomas, debes mantener la cama elevada y dormir en posición vertical. Las camas eléctricas pueden evitar que el problema vuelva a ocurrir ya que tu sistema digestivo permanece erguido mientras duermes.