Báñate en el bosque

Julio 26, 2022

Seguramente, más de uno lo verá como algo muy obvio o sin importancia y sobre lo que no es necesario detenerse a reflexionar, pero lo cierto es que Investigaciones médicas, hechas a lo largo de los años, demuestran que un paseo por el bosque nos hace sentir mejor y puede mejorar nuestra salud. Quizás, solo por esto, no esté de más profundizar sobre el tema. En el blog de hoy,  te hablamos de los “baños de bosque”.

Todo parece indicar que la idea de “bañarse en el bosque” nació en Japón, allá en los años 80, como iniciativa que tenía la intención de poner en valor la importancia los bosques y atender a la creciente demanda de contacto con la naturaleza de una población nipona cada vez más urbanizada que se veía sometida a unos niveles de estrés que no paraban de aumentar. Existen muchas investigaciones sobre este tema, pero una de las más conocidas es la que llevó a cabo el antropólogo y fisiólogo Yoshifumi Miyazaki. Este investigador realizó el seguimiento de 600 personas durante un tiempo determinado y pudo constatar que los baños forestales lograban reducir, ni más ni menos, que un 12,4% los niveles de cortisol y en 1,4% la presión arterial. Además, los infartos se vieron reducidos en un 5,8% entre los participantes. De hecho, la práctica de estos baños ofreció resultados tan positivos que, desde 1985, el gobierno japonés impulsó una red de bosques cuyo objetivo es el de colaborar en la reducción del gasto en sanidad a medio plazo, ¿lo puedes creer? Hoy en día, el país nipón ha integrado esta práctica (a la que llaman Shirin-Yoku) plenamente en su sociedad y son entre uno y dos millones las personas que la siguen habitualmente.

Pero... ¿En qué consiste exactamente un baño de bosque? Y... ¿Vale en cualquier tipo de bosque? Lo cierto es que, para poder practicar correctamente el Shirin-Yoku y poder beneficiarte de sus numerosos efectos positivos, es mejor que te decantes por un lugar en el que predominen los árboles de edad avanzada. Estos, con la intención de protegerse de los insectos, los hongos y las bacterias, generan unos aceites esenciales muy interesantes para nosotros. Estos aceites nos afectan positivamente, pues al inhalarlos activamos nuestro sistema inmunitario, que hace frente a  amenazas como lo pueden ser tumores y algunos virus determinados. Además, como hemos dicho más arriba, estos tipos de paseo nos ayudan a regular el cortisol (causante del omnipresente estrés), la presión de las arterias e, incluso, los niveles de glucosa en la sangre. Como otro punto a favor: nos ayudan a incrementar nuestros niveles de serotonina, lo cual es muy importante para un estado de salud óptimo.

Los baños de bosque no son algo “solo para hippies” o “yoguis”. Se trata de una actividad perfecta para todo el mundo (mayores, jóvenes y niños) y con efectos sobre la salud muy demostrados. No consisten en ir, simplemente, a abrazar árboles, ni en ir a correr desnudos y cantando por la naturaleza. Aunque estas cosas se pueden hacer, si se desea, los baños en el bosque van, sencillamente, de caminar por dichos lugares durante el tiempo suficiente para que nuestro cuerpo pueda empezar a sentir los efectos positivos. Así que, además de seleccionar un bosque “maduro”, lo importante es ir con el tiempo suficiente y la actitud. No hay necesidad de recorrer kilómetros y kilómetros, ni de forzar, ni de hacer ejercicio. De hecho, podemos dedicar varias horas y recorrer menos de un kilómetro, si lo deseamos. Eso sí, se recomienda hacer el recorrido en silencio, sin contar con más estímulos que aquellos que nos ofrece la madre naturaleza. Efectivamente, el teléfono móvil está prohibido. ¿Por qué? Porque no estamos dando un simple paseo, se trata de que nos sumerjamos completamente en nuestro entorno con todos nuestros sentidos puestos. Podemos poner atención a qué es lo que sentimos, lo que podemos ver, lo que escuchamos, lo que olemos, lo que tocamos y... ¿Lo que saboreamos? Bueno, este último sentido mejor bajo supervisión de un especialista, no vayamos a llevarnos a la boca alguna planta venenosa.

¿Te parece interesante? ¿Te habrías imaginado alguna vez que de un paseo se pudiera hacer, prácticamente, un modo de ver la vida? Pues, ahora, solo tienes que ponerte la ropa adecuada, buscar el bosque perfecto (encontrarás mucha información sobre esto online) y sacar el tiempo para gozar de estas experiencias. Si lo prefieres, te informamos de que en España, como en otros lugares del mundo, existen guías que se dedican a hacerte el acompañamiento perfecto para que disfrutes al máximo.

Por nuestra parte, esperamos que el contenido de hoy te haya resultado inspirador y que te anime para dar los pasos necesarios hacia una vida saludable. ¡Te esperamos en los siguientes blogs con más informaciones pensadas para ti!