Algunos consejos clave para entrenar tu mente

Junio 02, 2022

Entrenar tu mente es primordial y es que tener una buena salud mental es primordial para poder desempeñarte a la perfección en tu día a día. Además, el tener buena salud mental te vendrá muy bien para poder tener una mayor productividad en tu trabajo, al que será fundamental, sobre todo, si teletrabajas.

El teletrabajo se impuso hace dos años como una de las formas primordiales para poder frenar el avance del coronavirus. Son muchas las personas que incluso, en la actualidad, siguen trabajando desde casa, algo que puede desgastar tu salud mental.

Si estás en esa tesitura y quieres cuidar de tu salud mental, no te preocupes, porque en Flexispot te vamos a ofrecer algunos ejercicios para cultivar tu mente y que te harán que cuando te sientes en tu mesa elevable o mueble de oficina, estés concentrado al máximo para rendir en tu trabajo.

Objetivo de ejercitar la mente

El principal objetivo que se debe tener al ejercitar la mente es contribuir a tener una actividad cerebral funcional. Esta retrasará las pérdidas cognitivas que se dan por algunas enfermedades o por simple envejecimiento.

Si quieres ejercitar tu mente, a continuación te ofrecemos una serie de consejos para hacerlo de forma totalmente eficaz. ¡Toma nota de todos ellos!

1. Aumento de actividad física

Si teletrabajas, tendrás más tiempo para hacer deporte. No solo debes hacer ejercicio para conseguir un cuerpo bonito o tonificado, sino que también te servirá para entrenar tu cerebro. Aunque no lo creas, la actividad física contribuye a generar neuronas, reduce el estrés y aumentar tu capacidad de concentración. Elige una actividad física que te guste y así te será más fácil llevarla a cabo.

2. Poner a prueba tu memoria

Si quieres mejorar tu salud mental, puedes incluir alguna rutina para fortalecer tu memoria. Por ejemplo, puedes aprender nuevas palabras de inglés, para así perfeccionar tu idioma, hacer crucigramas, jugar a sudokus o realizar acertijos. Puedes encontrar un sinfín de ellos en Internet.

3. Cambiar tu rutina matinal

La mente disfruta mucho de la novedad. Es por eso por lo que puedes, algunos días de la semana, hacer pequeñas modificaciones a tu rutina matutina. Por ejemplo, puedes escuchar la radio en vez de ver la televisión, ir al trabajo en una ruta diferente o cambiar el orden de las tareas que planifiques.

4. Juegos de manos

Para aumentar tu salud mental, puedes hacer juegos de manos. Esto consiste en que, bien seas diestro o zurdo, uses la mano no dominante para realizar alguna tarea cotidiana como utilizar el ratón del ordenador, usar el teléfono móvil o cepillarte los dientes. Con ello fortalecerás el lado opuesta del cerebro. Otro ejercicio que puedes hacer es intentar escribir una o dos frases con la mano no dominante al día e ir incrementando poco a poco.

5. Alimentación saludable

Sin duda alguna, para tener una buena salud mental tomar una dieta balanceada es fundamental. Esta debe incluir frutas, verduras de hojas verdes, pescados (trucha, salmón o atún), té verde, chocolate, frutos secos y mucha agua. Todo esto, además de a tu cuerpo, le sentará muy bien a tu cerebro.

6. Leer

Si hay una actividad que estimula el cerebro más que otras, esa es la lectura. Así que dedica una parte de tu día a leer, ya que esto aumenta la concentración, reduce el estrés, mejora la reserva cognitiva y fortalece las conexiones neuronales. Elige una temática que te apasione y empieza a devorar las páginas de algún libro sobre ella.

7. Haz actividades con los ojos cerrados

Al no utilizar tus cinco sentidos de forma voluntaria (como, por ejemplo la vista), haces que los demás sentidos deban estar más atentos. Con esto, haces que tu cerebro se ponga a trabar. Así que si sabes perfectamente dónde están tus cosas en el baño, puedes hacer que tu memoria ubique el champú o el gel sin necesidad de verlo, así como ducharte con los ojos cerrados.

8. Probar sabores nuevos

Otra forma de entrenar tu cerebro y poder potenciar tu coordinación con los cerrados, puedes exponenciar tu gusto del sabor, de forma directa con nuevos sabores, lo que implica que disfrutes de nuevas experiencias. Puedes intentar motivar a tu mente para distinguir cuáles son las especias con las que un plato está elaborado antes de leer la receta o los ingredientes que lleva.

9. Salir de tu zona de confort

Básicamente, consiste en no acomodarse. Y es que si no haces cosas nuevas que supongan un reto, no ejercitarás la mente. Esto significa que vayas aprendiendo durante toda la vida. La motivación, eso sí, será fundamental para que no abandones la actividad.

Y tú, ¿qué sueles hacer para ejercitar tu mente y disfrutar de una mejor salud mental? ¿Practicas algunas de las cosas que te hemos recomendado? ¿Qué otras actividades añadirías a esta lista que te hemos ofrecido?