9 métodos de relajación para probarlos en el trabajo

Abril 11, 2022

Hay momentos en el trabajo en los que tienes muchas tareas por terminar. Cuando te los mandan todos al mismo tiempo, puedes sentir estrés o la sensación de que no podrás cumplir con todo. Sí, estás trabajando con una fecha límite y es posible que otras personas confíen en tu trabajo para poder hacer su parte del proyecto. Sin embargo, esto no significa que no debas permitirte un tiempo intermedio para controlar el estrés que estás sintiendo. De hecho, si te tomas el tiempo para abordar cualquier estrés que surja, te volverás más eficiente y efectivo al asumir tu tarea laboral. Hay varias formas de relajarse a lo largo de un día de trabajo, y estos son algunos trucos rápidos para motivarte a seguir adelante.

Si no encuentras la forma de relajarte en el trabajo, con el tiempo puedes experimentar agotamiento. Cuando te sientas agotado, los niveles de motivación serán bajos y es posible que te resulte difícil terminar tu trabajo. Te sentirás mucho más comprometido a hacer tu tarea si puedes relajarte en momentos de mucho estrés. Tu productividad también mejorará porque tu mente se despejará de pensamientos negativos y estarás mucho más fresco para terminar el trabajo. Además, si pudieras relajarte en cualquier momento del día, disfrutarás de tu trabajo en su conjunto y tendrás una actitud positiva. A los demás les gustará trabajar a tu lado ya que es más probable que seas amable, amigable, tranquilo y profesional.

Recopilamos algunas formas sobre cómo puedes relajarte durante un día de trabajo estresante.

1. Respira aire fresco

No subestimes el poder del aire fresco como un estimulante inmediato. A veces, cuando estás estresado, todo se vuelve demasiado abrumador porque te concentras en lo negativo. Necesitas calmarte y recargarte para que tu mente se despeje y puedas concentrarte en cumplir con tus tareas. Una vez que suene la alarma para el descanso, sal a caminar, respira aire fresco y observa el mundo que te rodea. Concéntrate en lo que ves y escuchas. Siente el sol en tu cara, respira hondo y vive el momento. Para la mayoría de las personas, un cambio de escenario puede hacer maravillas para volver renovado al trabajo.

 

2. Medita

Encuentra siempre el momento para sentarte y meditar. Podría ser tan rápido como cinco minutos al día y al instante te sentirás más relajado cinco minutos antes de sentarte. Podrías hacerlo cuando preveas que tendrás un día ajetreado en el trabajo para poder comenzar con una mente relajada y tranquila. Encuentra una posición cómoda, pon las manos en el regazo, respira profundamente mientras cierras lentamente los ojos y cuentas mientras inhalas y exhalas. Concentra tu mente en la contracción y expansión de tus pulmones. Por supuesto, como cualquier otra práctica, toma algún tiempo acostumbrarse a la meditación. Una vez que hayas dominado la actividad, verás lo relajado que puedes hacerlo. Durante el trabajo, no dudes en tomarte un tiempo fuera del escritorio para poder respirar profundamente y dejar de lado lo que te estresa.

3. Sumérgete en la aromaterapia

¿Por qué no intentar aprovechar formas holísticas de tratamiento como la aromaterapia? Aquí estarías usando aromas para poder liberar sentimientos buenos para tu bienestar y salud en general. Hay muchos aromas en el mercado que podrían evocar sentimientos de relajación, como la menta o el aceite de lavanda, que se dice que son refrescantes y tranquilizantes. La aromaterapia se puede probar usando difusores, rociadores aromáticos y/o lociones.

4. Escucha música relajante

Crea tu propia lista de reproducción que pueda ayudarte a sentirte más relajado mientras estás estresado en el trabajo. La música instrumental puede ayudarte a continuar trabajando en silencio al calmar tu mente. También puedes buscar una lista de reproducción que ya haya sido seleccionada y diseñada para concentrarte y relajarte. Dicen que la música ayuda mucho a dirigir tu mentalidad en una dirección diferente y te ayuda a concentrarte.

5. Relaja la tensión del cuerpo

Estar sentado durante mucho tiempo puede estar causando cierta tensión no deseada en tu cuerpo. Controla y escucha cómo se siente tu cuerpo mientras trabajas. Libera la tensión asegurándote de estar sentado cómodamente. Invierte en una silla de oficina ergonómica que proporcione un amplio apoyo para la espalda y el cuello. Lo siguiente que debes hacer es cambiar tu posición. Puedes cambiar fácilmente de una posición sentada a una de pie si tienes un escritorio de pie de altura ajustable. Podrías mejorar tu postura con un convertidor de escritorio de pie. Después, haz algunos estiramientos. Libera la tensión acumulada por el estrés en tu cuerpo.

 

6. Aliméntate de forma saludable

Evita la comida basura y toma algo saludable para comer. No todas las personas se dan cuenta de que para estar más tranquilo y relajado, es necesario que su salud física también esté en buen estado. La comida basura puede ser muy sabrosa, pero después tu cuerpo se sentirá mal. La comida sana tiene el poder de darte energía y, por lo tanto, te hace más productivo. Podrás relajarte y descansar hacia el final del día si utilizas tu tiempo de manera eficiente.

7. Bebe mucha agua

Hay muchas bebidas que están creadas para darte energía. Sin embargo, es posible que estas bebidas no te tranquilicen. Bebe un poco de agua. Es importante que te mantengas hidratado para que te sientas lo mejor posible durante todo el día.

8. Socializa con tus compañeros

Si has estado trabajando durante un tiempo, tómate un respiro y socializa con tus compañeros. No importa si vas a la oficina o trabajas en casa, siempre puedes iniciar una conversación rápida con un compañero de oficina que no esté ocupado y hablar de otra cosa que no sea el trabajo. Hazlo de forma informal y distendida, aprovechando la oportunidad para establecer una buena relación y fortalecer tu relación profesional con las personas con las que trabajas. Estas conversaciones pueden ayudar a aligerar tu día, hacerlo más espontáneo y promover un buen estado mental general.

9. Crea un ambiente de trabajo ideal

El desorden de tu escritorio o lugar de trabajo puede estar causándote algo de estrés. Si estás ocupado en este momento, asegúrate de reservar tiempo para limpiar tu espacio de trabajo. Si deseas organizarlo de manera sostenible, utiliza soluciones de almacenamiento inteligente. Ten un organizador de escritorio de malla en tu escritorio o un archivador móvil para que tus archivos y artículos se mantengan organizados.

Para hacerte sonreír en diferentes momentos del día, añade imágenes, plantas y citas motivacionales. Estos podrían ser pequeños estímulos para ayudarte a sentirte relajado en cualquier momento del día.