8 razones por las que puedes estar desmotivado en el trabajo

Abril 08, 2022

Te encanta tu trabajo y tu profesión o, al menos, te encantaba. Sin embargo, desde hace un tiempo te levantas con desgana pensando en la larga jornada laboral que te espera. La realidad es que, si lo piensas, tu trabajo no es malo, pero no sabes por qué te sientes así. ¿Te ves identificado? Es posible que estés desmotivado en tu empleo. He aquí las 8 posibles causas de esta desmotivación laboral.

1. Percibir un sueldo bajo

Uno de los motivos más frecuentes de la desidia laboral es que no estés percibiendo un salario justo. Está claro que el dinero no puede ser nunca la fuente de nuestra felicidad, pero es posible que llegue a quemarte el hecho de que no estás obteniendo la remuneración económica que mereces. ¿Te prometieron hace meses un aumento de sueldo que no llega? Entonces, es normal que te sientas poco valorado y esta desgana esté plasmándose en tu trabajo.

2. Falta de progreso

La autorrealización es una de las necesidades del ser humano. Seguro que has escuchado hablar en múltiples ocasiones de la pirámide de Maslow, que refleja las cinco necesidades esenciales del ser humano. Una vez que están cubiertas las necesidades básicas o fisiológicas, las personas tienen también necesidades de seguridad, sociales, de estima o reconocimiento y, en la cúspide, de autorrealización. Por eso, es normal sentirse insatisfecho si observas que no progresas ni avanzas en tu trabajo y solo haces que quedarte estancado.

3. Mal ambiente laboral

Otra de las causas que podrían explicar la desmotivación laboral es que exista un mal ambiente. Aunque trabajes desde casa esta atmósfera continúa percibiéndose, si bien es cierto que puede que no te afecte tanto que si tuvieras que acudir cada día a la oficina. No obstante, un ambiente tóxico en el que no te entiendas ni con tus compañeros ni con tus superiores podría llegar a afectar a tu rendimiento. Es posible lidiar con un trabajo agotador siempre que exista compañerismo y buen ambiente, pero si este es malo, no importa lo fácil y cómodo que sean tus obligaciones porque acabarás asfixiándote.

4. Falta de comunicación

Si la comunicación con el resto del equipo falla o es inexistente, irremediablemente desembocará en una desmotivación laboral. La falta de comunicación es un gran inconveniente, dado que el empleado puede advertirla como un desinterés total por parte de la empresa. Es importante que las compañías brinden una óptima comunicación interna, de manera que puedan identificar las necesidades de sus empleados y, en su caso, satisfacerlas. Así se solucionarán los problemas y se evitarán los malentendidos.

5. Mala gestión o liderazgo

Si la gestión o liderazgo empresarial no son adecuados, todo lo demás fallará. Cuando esto ocurre, es común que los empleados se sientan parte de un sistema que no funciona. Lo peor de todo es que observan que nadie hace nada por solventarlo, por lo que la desmotivación es absoluta al advertir que las cosas jamás cambiarán. La figura del líder es indispensable en toda organización, aunque, eso sí, un líder autoritario o incapaz acabará por destruir la productividad de los trabajadores.

6. Falta de pertenencia

El ser humano necesita sentirse parte de un grupo en todos los aspectos de su vida. En sus relaciones personales, pero también en el trabajo. En tiempos del trabajo presencial, esta área parecía estar mejor cubierta gracias al contacto constante con el equipo. Sin embargo, con la proliferación del teletrabajo, los líderes deben jugar muy bien sus cartas para conseguir que cada uno de los trabajadores tenga esa sensación de pertenencia. De lo contrario, los empleados terminarán presas del aislamiento y desmotivación.

7. Monotonía

Uno de los enemigos del trabajador es la monotonía. Con el paso del tiempo, esta acaba apagando la creatividad y se traduce en una enorme desmotivación para el empleado. Pero, ¿qué es la monotonía? La RAE define monotonía como la falta de variedad, que produce aburrimiento o cansancio. Y es que ¿te imaginas realizando exactamente las mismas funciones el resto de tu vida? Esto nada tiene que ver con la dificultad de tus obligaciones, pues pueden ser sencillas, pero sin son monótonas acabarán por amargarte.

8. Ausencia de seguridad

Recogemos otra de las necesidades de la mencionada pirámide de Maslow. Todo trabajador precisa de un mínimo de seguridad y estabilidad. Con ello, nos referimos a sentir que es un eslabón más de su empresa, que es valorado y que puede estar seguro de que formará parte de ella a largo plazo. Si hay inseguridad en el empleo, sin duda habrá también desmotivación.

Estas han sido algunas de las principales razones por las que puedes estar desmotivado en tu puesto de trabajo. Desde Flexispot fomentamos los espacios laborales cómodos y profesionales para favorecer la productividad y eficiencia.