8 razones por las que deberías empezar a practicar yoga

Abril 29, 2022

El teletrabajo se ha impuesto en los últimos años, sobre todo debido a la pandemia provocada por la COVID-19. Durante el confinamiento que el Gobierno impuso en marzo de 2020, más de 3 millones de españoles teletrabajaron, lo que provocó que muchos se tuvieran que enfrentar a una situación totalmente desconocida.

Durante el confinamiento, el estrés empezó a hacer mella en los ciudadanos y mucho más en las personas que practicaban el "home office", ya que era muy difícil conciliar la vida laboral y familiar. Fue entonces cuando muchos empezaron a practicar yoga para intentar canalizar la energía.

Si teletrabajas y aún no has descubierto los beneficios que puede presentar el yoga para ti, no te preocupes porque queremos ayudarte a que implantes esta práctica en tu vida diaria, para así poder eliminar el estrés de tu vida cotidiana. A continuación te ofreceremos algunas de las razones por las que deberías practicarlo.

1. Reduce la ansiedad y el estrés

El sociólogo y profesor en Harvard Medical School de Massachusetss, Ronald C. Kessler, determinó que practicar habitualmente yoga disminuye el estado de ansiedad y de estrés, de forma similar a como cuando las personas toman ansióliticos.

2. Ayuda a conciliar el sueño y dormir mejor

La Fundación para la investigación del Yoga Swami Vivekananda realizó un estudio en el que demostró que las personas que realizaban yoga tardaban unos 10 minutos menos de media en quedarse dormidas e incrementaron el número de horas que dormían, en una hora más por la noche. Asimismo, las personas que practican yoga tienen la sensación de estar mucho más descansados cuando se levantan.

3. Trabajarás mejor

Si teletrabajar te agota o no te gusta, el yoga te puede ayudar a sobrellevar la situación mucho mejor. Un estudio hindú analizó cinco indicadores del rendimiento laboral, los cuales son: compromiso, satisfacción, implicación emocional, resultados y relaciones sociales con los compañeros. Dicho estudio determinó que los beneficios del yoga se apreciaban en cuatro de los cinco puntos nombras; es decir, en todos ellos menos en el del nivel de compromiso.

4. Fortalecimiento de músculos y huesos

Otro de los beneficios que te puede aportar la práctica del yoga si teletrabajas, ya que tu espalda se verá totalmente resentida, es que evita que el ácido láctico se acumule en el cuerpo y, además, refuerza los huesos y evita la pérdida de masa ósea y potenciar la flexibilidad de las articulaciones. Por tanto, se puede decir que es un gran antídoto natural contra enfermedades como la osteoporosis, por ejemplo.

5. Aumento de flexibilidad gracias al yoga

Con el paso de los años, vamos perdiendo flexibilidad y el yoga puede ayudar a que esto no ocurra. Al principio, las posturas pueden parecerte muy difíciles de realizar pero, con el paso del tiempo y la práctica, comprobarás que tu flexibilidad muscular se verá aumentada.

6. Alivia los dolores posturales

Uno de los mayores males que existen para cualquier trabajador son los dolores provocados por las malas posturas. El yoga las alivia y es capaz de paliarla gran mayoría de dolores crónicos como el de cuello, de rodillas, artritis reumatoide, dolor de espalda crónico, ciática, lumbalgia y fibromialgia, entre otros. Aunque, eso sí, debes contar con la buena guía de un maestro para así evitar futuras lesiones.

7. El yoga quema calorías

Estar todo el día sentado teletrabajando puede hacer que llegues a engordar un poco, sobre todo, porque las visitas a la despensa o la nevera en busca de algo de picoteo son algo más común que si trabajas en la oficina. Algunos estudios han determinado que practicar el Vinyasa Yoga conlleva un gasto calórico de 507 calorías por hora. Por lo que será una opción perfecta, combinada con una dieta de adelgazamiento.


 8. Reduce niveles de cortisol y colesterol

El yoga, a su vez, contribuye a deshacer todos los desarreglos hormonales que provoca el estrés. Esto es debido a que el yoga eleva el nivel de cortisol, puesto que combina, en una misma práctica, movimiento y relajación, contribuyendo, por tanto, a equilibrar el sistema nervioso.

También, el yoga ayuda a controlar la presión arterial y acumulación de grasa en arterias, algo que frena la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular, como infartos cerebrales o coronarios.

Como ves, son muchos los beneficios que te puede aportar el yoga si estás teletrabajando. Además, es una práctica que puedes hacer en casa, en cualquier descanso del trabajo y sin tener que desplazarte, por lo que es una práctica perfecta para aquellas personas que practican el “home office”.

Y tú, ¿has comprobado en tu propia piel estos beneficios que aporta el yoga a tu organismo? ¿Cada cuánto lo sueles practicar? Lo que está claro es que una vez que lo incorpores en tu día a día, será un perfecto aliado para ti.