5 malas decisiones que podrían hacer fracasar tu negocio

Julio 08, 2022

¿Sabías que el 90 % de las empresas fracasan en su primer año de vida? Esta espeluznante cifra solo significa una cosa: para tener éxito, debes estar preparado también para el fracaso. El mundo de los negocios es un ente dinámico en el que las decisiones son constantes. Hay que ser firmes y rápidos para decidir y no esperar demasiado. Desafortunadamente, el fracaso de una empresa está relacionado con la toma de malas decisiones. ¿Cuáles son?

Al contrario de lo que se suele creer, que una compañía naufrague no depende de no haber tomado una gran decisión a tiempo. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, son las pequeñas decisiones las responsables de que se haya ido a pique. A la hora de elegir un camino, hay un 50 % de probabilidades de escoger el correcto, pero también un 50 % de elegir el erróneo. Muchas veces es cuestión de suerte. Otras, de no haber sabido cambiar el rumbo a tiempo. Tanto si eres emprendedor como si estás valorando la posibilidad de crear tu propia empresa, este artículo te interesa.

1. Expandirse o morir

Es posible que te sientas muy cómodo con tu empresa. Que tengas un equipo maravilloso a tu cargo y la manejes en remoto, desde una cómoda silla de oficina y una mesa elevable. Te conformas con lo que tienes y no está del todo mal. La única pega es que hay momentos en la vida en los que o creces o te estancas. Tu negocio te pide a gritos más empleados o bien conseguir unas instalaciones más amplias. Sin embargo, haces caso omiso y continúas haciendo las cosas como siempre. Entonces, puede que estés perdiendo una oportunidad grandiosa.

2. No despedir a empleados

En un negocio, hay decisiones muy difíciles. Sin lugar a dudas, una de ellas es el despido. Pero es que a veces no queda más remedio. Es posible que la época de bonanza haya pasado y el mercado haya cambiado. Entonces, ya no necesitas tanta mano de obra para funcionar. De hecho, contar con tantos empleados que no precisas va a traducirse en una quiebra segura si no haces algo. Es duro despedir a los trabajadores, pero a veces hay que tomar decisiones drásticas para sobrevivir.

3. No disponer de un seguro de responsabilidad civil

Un seguro de responsabilidad civil tiene como función el amparo del contratante ante los daños ocasionados a terceros. Y es que, seas una pyme o un autónomo que trabaja desde casa, cada día de actividad es un nuevo riesgo al que debes enfrentarte. Es más, puede ocurrir que en el desarrollo de tu actividad ocasiones algún tipo de daño a un tercero y que, por tanto, debas indemnizarlo. Un siniestro así puede quedarse en una simple anécdota contando con un seguro de responsabilidad civil que hará frente a todos los gastos que se deriven. No tener un seguro de esta clase puede traducirse en una quiebra del negocio al no disponer de suficientes fondos para cubrir la indemnización.

4. No decir no a tiempo

En el mundo de los negocios hay veces que toca mantener la cabeza fría. Asimismo, hay que andarse con ojo avizor y examinar detenidamente qué es lo que podría estar fallando. En ocasiones, no nos damos cuenta de que hay gente tóxica a nuestro alrededor que puede estar contaminando el ambiente. Por este motivo, es muy importante mantenerse atento y estar alerta para saber desprenderse de este tipo de personas antes de que sea demasiado tarde. Se acabaron las oportunidades, un empleado, proveedor o colaborador tóxico lo único que va a generar son problemas.

5. No arriesgar

Ya sabes lo que dicen: arriesgarse o morir. Pero es que esta premisa en el universo de los negocios cobra todo el sentido del mundo. Nadie dijo que el camino iba a ser fácil o de rosas. Aventurarse a crear una empresa es ya un riesgo, pero pronto aprenderás que no es la única vez que tendrás que arriesgar en el transcurso de tu carrera profesional. No existe la oportunidad perfecta. El momento es el que es y, además, muchas veces el tren no pasa dos veces. Si estás seguro del lanzamiento de ese nuevo producto o servicio no hay razón para seguir retrasando la acción.

Hasta aquí las 5 malas decisiones que podrían traducirse en un estrepitoso fracaso de tu negocio. Como ves, son situaciones cotidianas y comunes a toda empresa, independientemente del sector en el que opere. Desde FlexiSpot promovemos el estilo de vida saludable a partir de un catálogo de soluciones de mobiliario diseñadas específicamente para trabajar en remoto. Trabajes por cuenta ajena o seas tu propio jefe, lo que está claro es que te mereces lo mejor para avanzar en tu carrera profesional.