4 consejos clave para elegir la mejor música para trabajar

Junio 07, 2022

Trabajar es una de las actividades en las que ocupamos más tiempo en nuestro día a día. Normalmente, pasamos unas 8 horas en un mueble de oficina o mesa elevable (tan de moda últimamente) enfrente del ordenador, en el caso de los trabajos de oficina. Es por ello, por lo que la concentración y productividad, en ciertos momentos de tu jornada laboral se verán totalmente disminuidas.

Uno de los elementos clave para estar motivado en el trabajo es la música. ¿Sabes por qué? A continuación te mostramos algunas de las razones por las que la música puede influir en tu estado de ánimo:

  • Tiene capacidad de activar o estimular tu sistema nervioso empático.
  • Ayuda a preparar tu cuerpo y mente para la acción y nuevos retos.
  • Estimula las percepciones auditivos, algo que te hará estar más alerta y concentrado.
  • En algunas situaciones, puede llegar a acelerar el puso y la respiración.
  • Ayuda a coordinar mejor las actividades de diferentes partes del cuerpo.
  • Aumenta la resistencia física, mejora la actitud mental, haciendo que no le des tanta importancia a los aspectos negativos o dificultosos de tu trabajo.
  • Cuando actúa en los lóbulos frontal y parietal del cerebro, la música ayuda a concentrar tus energías mentales justo en aquellas tareas específicas en las que estás trabajando.
  • Ayuda a concentrarte en el trabajo y evita que te disperses.

Son muchas las personas que trabajan con música ya que esto les hace concentrarse mucho mejor y que su productividad no descienda en ciertos momentos. Si eres de los que les gusta trabajar con música y no sabes cómo hacer la elección correcta, no te preocupes, desde Flexispot queremos ofrecerte algunos consejos clave para que hagas la mejor elección para trabajar, bien desde la oficina o desde casa.

1. Mejor canciones sin letra

Este es uno de los consejos primeros a tener en cuenta al elegir la música para trabajar. Por ejemplo, si las tareas que realizas están relacionadas con palabras, debes evitar las canciones con cualquier tipo de letra. Esto es debido a que la música con letra va a dificultar la producción gramatical y sintáctica del cerebro.

2. Opta por canciones desconocidas

Otra buena idea para que tu productividad al trabajar no descienda si lo haces con música, es que te decantes por canciones que te sean totalmente desconocidas, sobre todo si te vas a enfrentar a tareas que impliquen un esfuerzo por parte de tu cerebro.

Seguro que, en más de una ocasión, te has puesto a trabajar con música y has acabado dejando el trabajo a un lado y has terminado cantando las canciones que tenías de fondo. Esto es algo que tienes que evitar totalmente, ya que sino tus niveles de concentración disminuirán hasta el mínimo.

3. Las bandas sonoras pueden ser tu mejor aliado

Si hay un tipo de música que es perfecta para trabajar y que la productividad no descienda, esa es la de las bandas sonoras, tanto de películas como de videojuegos. Esta última te distraerá de forma mínima ya que es un tipo de música compuesta con el objetivo de ser música de fondo para ejecutar desafíos físicos y mentales, aunque es realmente interesante para ser escuchada durante horas y horas.

4. Los grandes hits solo para tareas mecánicas

Si tu trabajo es mecánico o monótono, no dudes en escoger los grandes hits (del momento o de la historia musical), ya que, para este tipo de tareas, no vas a necesitar ningún tipo de concentración ni una gran habilidad mental.

En este caso, puedes elegir este tipo de canciones ya que, debido a la monotonía, puedes acabar aburrido y este tipo de música te levantará el ánimo y acabarás siendo mucho más productivo.

Como ves, son muchos los beneficios que puede aportarte la música en tu trabajo, bien sea para ayudarte a concentrarte y que así tu productividad no se vea resentida en ningún momento. Elegir la mejor para ti y tu trabajo es algo totalmente personal, ya que dependerá de varios factores, desde la propia capacidad de concentración de la persona hasta el tipo de trabajo que haga, ya que no es lo mismo que revisar el correo que tener que redactar un informe, por ejemplo.

Lo que está claro es que son muchas las personas que trabajan mientras escuchan música. Y tú, ¿eres de los que acompañas su jornada laboral con música de fondo? ¿Qué tipo de música escuchas mientras estás en la oficina o teletrabajando? ¿Eres más de música instrumental o prefieres canciones en letra que te motiven y te pongan más acelerado trabajando? Sea cual sea el tipo de música que elijas, te animamos a que sigas los consejos que te hemos ofrecido a lo largo de este artículo, para así hacer la elección correcta.