3 señales de que necesitas un descanso mientras teletrabajas

Mayo 26, 2022

Teletrabajar, más que una moda, se ha convertido en una auténtica realidad para la gran mayoría de trabajadores hoy en día. Si bien es cierto que esta modalidad de trabajo permite conciliar mejor la vida familiar y la laboral, trabajar mientras los más pequeños están en casa, pones una lavadora o tu pareja no deja de hablarte, puede ser mucho más difícil de lo que creías.

Si estás practicando el "home office", seguro que hay ocasiones en las que llegas a perder los nervios. Será en esos momentos claros en los que necesites un break o descanso para poder reanudar el trabajo de forma más productiva.

¿Quieres saber cuándo parar en el teletrabajo y tomarte un descanso? En Flexispot te vamos a ayudar a identificar estos momentos en los que será necesario que pares un rato. ¡Toma nota de nuestros consejos y así podrás descubrir cuándo tienes que parar y por qué!

1.- Cada vez es más difícil para ti resolver problemas

Cuando teletrabajas, el estrés se va acumulando y uno de los primeros síntomas que esto provoca es el bloqueo mental. Este te impide realizar tareas complejas y, aunque no lo creas, también las que haces a diario. Además, el bloqueo mental va a hacer que, cada vez, te sea más difícil pensar en posibles soluciones cuando se te presenta un problema.

Es cierto que esto le puede ocurrir a cualquiera, es decir a cualquier tipo de profesional, desde administrativos a personal de atención al cliente, pasando por diseñadores gráficos y programadores.

Con el bloqueo mental también te va a costar mucho adaptarte a los cambios bruscos en tu rutina, como pueden ser nuevos encargos o tareas extra. Asimismo, el teletrabajo puede ser un arma de doble filo para la productividad, ya que gestionar tu tiempo en casa puede ser algo realmente complicado.

Así que cuando notes que el tiempo avanza más rápido que tú mientras le dedicas tiempo al trabajo, es un buen momento para tomarte un break y recargar pilas.

2.- Te retrasas más frecuentemente en las entregas

Otro síntoma clave que te indicará que puedes estar necesitando un descanso mientras teletrabajas, es que notas que, cada vez, te retrasas más en los tiempos de entrega. Cuando se acumula el estrés, la resiliencia en el trabajo se hace notar mucho, dando un paso adelante y cuatro atrás.

Esto se hace notar en los resultados que finalmente aportas, ya que podrías llegar a retrasarte mucho en las entregas. Lo que está claro es que, a medida que pones más energía al trabajo, vas agotando, poco a poco, tus reservas. Llegará, por tanto, un momento en el que tengas la sensación de que no tienes suficientes ganas de seguir trabajando. Si continúas con ese mismo ritmo, llegará un punto en el que vas a notar que, a medida que más tiempo le dedicas al trabajo, más te retrasarás.

3.- El trabajo que realizas es "falso trabajo"

El "falso trabajo" es aquel que se produce cuando estás sentado en tu mesa elevable, mueble de oficina o escritorio pero, en realidad, no estás trabajando. Es decir, te distraes fácilmente, te toma más tiempo completar tareas o te interrumpes a cada rato para hacer algo más placentero.

Estas distracciones son señal de hastío. La única forma para solucionarlo es tomarte un tiempo de reposo para realizar actividades que te sean placenteras y te permitan descansar la mente.

Está claro que teletrabajando, el tiempo de ocio es necesario para poder balancear la carga de estrés. Tener momentos de ocio, para quienes teletrabajan, es algo que se hace difícil, sobre todo en lo que al equilibrio se refiere y es normal que sean personas que tiendan a acumular estrés. Debes saber que mientras más tiempo estés trabajando sin parar, más cara será la factura que te pasará tu mente. Además, mientras más insistas en continuar con este ritmo, se te hará mucho más difícil completar todas las tareas que te envíen.

Si estás teletrabajando, lo ideal es que tomes descansos y te establezcas horarios claros. Además, será ideal si te tomas uno o dos días a la semana para descansar. Las empresas, por su parte, deben entender que aunque sus empleados se encuentren en casa, necesitan tiempo para descansar y vacaciones para ser productivos.

Y tú, ¿cuándo notas que necesitas que es momento de parar en el teletrabajo porque tu mente no te daba para más? ¿Te has tomado realmente un descanso cuando lo has necesitado? ¿Qué has hecho en ese tiempo libre? ¿Cómo fue tu vuelta al trabajo tras haberte tomado un break tan necesario? Seguro que has notado los beneficios que tiene el parar durante un tiempo para volver al trabajo con muchas más ganas y con los niveles de creatividad y productividad en su más alta expresión.