¿Teletrabajas y hay obras en tu edificio? Tips para huir del ruido

Abril 18, 2022

Imagina que te levantas y te preparas psicológicamente para la intensa jornada laboral que tienes frente a ti. Al menos, piensas, el entorno está en silencio, no tienes que trabajar con compañeros ruidosos ni escuchar el soniquete de la fotocopiadora toda la mañana. Parece, entonces, que aunque el día va a ser duro, podrás concentrarte bien. Pero te sientas en tu silla de trabajo, enciendes el ordenador portátil y de repente un ruido ensordecedor seguido de otros muchos te saca de tu ensimismamiento. ¡Hay obras en tu edificio! ¡Horror! ¿Cómo compatibilizar el teletrabajo con los ruidos?

En la oficina, el ruido es un enemigo número uno. Es, de hecho, uno de los problemas de toda la vida en el entorno laboral. Los trabajadores se exponen a diario a niveles sonoros que pueden ser potencialmente peligrosos y que, sin ninguna duda, inciden negativamente en su rendimiento laboral y en su salud. El ruido puede ser causa de estrés, de insomnio, de los estados de irritabilidad y también de la pérdida de concentración.

Por eso, si ya de por sí que haya obras en tu edificio resulta molesto en el día a día, imagina ahora que tienes que trabajar en casa. ¿Puede remediarse? La buena noticia es que sí. Te damos algunos consejos para no volverte loco ante unos niveles de ruido desorbitados.

1. Compra unos buenos auriculares

Para mitigar el ruido exterior, una de las soluciones más rápidas es adquirir unos auriculares tipo “cascos”. En los establecimientos especializados encontrarás un sinfín de modelos, algunos con excelente aislamiento. Considera gastarte un poco más para que lo único que escuches sea la música que pongas. También hay auriculares con cancelación de ruido.

2. Elige bien la lista de reproducción

No hay una lista de reproducción mejor que otra para favorecer la concentración en el trabajo. Todo dependerá de los gustos de cada uno. Hay quienes prefieren la música clásica para enfocarse en sus obligaciones, mientras que otros optan por la música electrónica, chill-out, etc. Si el ruido a tu alrededor es demasiado estruendoso, considera escuchar el denominado ruido blanco, un tipo de sonido de ambiente especialmente indicado para concentrarse.

3. Recrea la oficina en casa

Ante el auge del teletrabajo, hay quienes lógicamente pueden echar de menos ir a la oficina y, por qué no, los ruidos habituales en ella. Es por ello que el sitio web mynoise.net ha creado una playlist dirigida a los más nostálgicos. En concreto, se llama “Calm Office” y se encarga de reproducir los sonidos habituales en una oficina. Lo mejor de todo es que puedes elegir potenciar o disminuir ciertos aspectos del entorno laboral como el ruido de los compañeros hablando, de la fotocopiadora, del teclado e, incluso, del aire acondicionado.

4. Valora cambiar las ventanas

En ocasiones, el aumento de ruidos en casa puede deberse a un mal aislamiento. Es posible que no puedas impedir que las obras te molesten, pero si, por ejemplo, cuentas con las ventanas apropiadas, el nivel de ruido será ostensiblemente menor.

5. Cambia el lugar de trabajo por unos días

Si nada de lo anterior ha funcionado, puedes probar a cambiar tu lugar de trabajo por unos días. Por ejemplo, puedes buscar un coworking, ir a la biblioteca o acudir a una cafetería con WiFi que quede cerca de casa. Tener que desplazarte a cualquiera de estos espacios, asimismo, evitará el sedentarismo y hará que desconectes por un momento de tus obligaciones.

¿Y qué hacer ante un vecino ruidoso?

Otro de los problemas comunes a los que se enfrentan quienes teletrabajan es a los vecinos molestos. La proliferación del trabajo en remoto ha puesto de relieve este inconveniente. ¿Quién no ha tenido alguna vez un vecino que arrastra sillas o pone la música a todo volumen? La cosa se complica si tienes que trabajar con unas circunstancias así.

Entonces, tienes diferentes estrategias a tu disposición.

  • Plantéale el problema al vecino causante de los ruidos. Sugiérele las posibles acciones que podría adoptar para resolver el inconveniente.
  • Si no se soluciona, puedes hablar con otros vecinos que podrían estar igualmente afectados. Incluso, no dudes en elevar este problema a la Junta de la Comunidad.
  • Otra opción si el inconveniente persiste es interponer una queja ante la Junta Municipal de tu ayuntamiento.

La contaminación acústica existe y puede estar detrás de diferentes problemas de salud. Considera poner en prácticas las soluciones anteriormente expuestas si trabajas desde casa y hay demasiado ruido a tu alrededor.

En Flexispot defendemos los espacios de trabajo agradables y cómodos. Por eso, contamos con una selección de sillas, mesas y accesorios para montar una oficina en casa que se adecue a tus circunstancias y necesidades. Consulta nuestro catálogo sin compromiso.