¿Qué tener en cuenta antes de elegir un ordenador portátil?

Abril 27, 2022

La pandemia provocada por la COVID-19 ha hecho que el teletrabajo sea una de las modalidades de trabajo más elegidas para muchos. Para contener el coronavirus, el Gobierno español impuso, en marzo de 2020, un confinamiento de 2 meses que provocó que más de 3 millones de españoles comenzaran a teletrabajar. 

Las personas se dieron cuenta que el llamado "home office" no es tan sencillo como lo pintaban y tuvieron que adaptarse a una realidad un tanto diferente y se dieron cuenta que su hogar no estaba totalmente equipado para poder trabajar desde el hogar. 

El ordenador portátil se ha convertido en una de las principales herramientas para poder teletrabajar de la mejor forma. Si el tuyo no vive su mejor momento y quieres que tu productividad no se vea reducida, a continuación te vamos a ofrecer una guía con todos los aspectos que deberías tener en cuenta a la hora de adquirir un dispositivo de este tipo para poder trabajar eficazmente desde tu hogar. ¡Toma nota de todos nuestros consejos!

Procesador 

Por si no lo sabías, el procesador del portátil es el cerebro del ordenador. Así que no es de extrañar que este sea uno de los factores más a tener en cuenta a la hora de adquirir un dispositivo de este tipo. Lo que debes buscar es un procesador con bajo consumo. Esto hará que la autonomía de la batería de tu ordenador dure más tiempo y que no necesites, por tanto, un sistema de refirgeración. A la hora de fijarte en el procesador, tienes que tener en cuenta estos aspectos clave: 

  • Si su nombre termina en H, es un procesador de alto rendimiento (TPD de 45W) y que está orientado al juego o trabajo.
  • Si termina en U, se trata de un dispositivo extremadamente ligero y portátil (un TPD de 15 W).
  • Hoy en día, también existen los ultrafinos gaming, con un TDP de entre 28-30 W. 

Tarjeta gráfica

Este elemento depende del uso que le vayas a dar a tu ordenador portátil. Por ejemplo, si lo quieres para jugar, busca uno que tenga una gráfica dedicada AMD o NVIDIA. Aunque si no eres un gamer, con la tarjeta gráfica que traiga incorporada de serie tendrás más que suficiente.  

Memoria RAM 

Busca una RAM de 8 GB si eres un usuario estándar y 16 GB si dedicarás tu ordenador portátil al juego. Lo que tienes que huir es de aquellos equipos que ofrezcan memoria RAM que no sea múltiplo de 4.

Almacenamiento

Ni se te ocurra comprar un ordenador portátil que cuente con disco duro convencional, ya que irá lento desde el primer día. Busca, por tanto, siempre opciones de portátiles que incorporen SSD.

Resolución

Si quieres trabajar y ver todo el contenido en pantalla de la mejor forma posible, la resolución es una de las principales características que deberías considerar. Evita los portátiles cuya pantalla ofrezca una resolución de 1366 x 768 píxeles. Esta es una resolución muy baja. 

En el lado contrario existen fabricantes que incorporan pantallas 4K, pero esto es algo totalmente innecesario en un ordenador portátil, a no ser que seas profesional. Lo mejor es que la resolución del ordenador portátil que estés pensando en adquirir cuente con resolución Full HD.

Conectividad

Los ordenadores portátiles están pensados para ser ligeros y, a veces, la conectividad puede ser un problema. Muchas veces, solo incorporan varios puertos USB y poco más. Así que si no es problema comprar aparte un hub de puertos, este inconveniente podría estar solucionado.

Tipo de portátil

En la actualidad, son varios los tipos de portátiles que existen. Así que debes tener en cuenta cada uno de ellos (y sus características) para decantarte por el mejor para ti. 

Convencionales: tienen dos partes diferenciadas, la pantalla y la zona del teclado. Ambas están unidas y son totalmente necesarias para el funcionamiento del equipo. Su hardware no le envidia nada al de un ordenador de sobremesa.

  • Convertibles 2 en 1: la opción más común en el uso diario. Cuentan, por un lado, con una pantalla táctil y, por otra, un teclado con trackpad por si quieres usarlo como un portátil convencional.
  • Ultraligeros: son la evolución de un portátil convencional y destacan por su poco peso. Es decir, son muy cómodos de transportar y con una buena configuración, son una excelente opción.
  • Gaming: son equipos cuyo objetivo es ofrecer la potencia suficiente para jugar y, a la vez, siga siendo fácil transportarlo; si bien es cierto que no suelen ser ni delgados ni ligeros. Su diseño es muy llamativo.

Adquirir el mejor ordenador portátil para ti, no consiste simplemente en ir a la tienda y elegir el modelo más bonito según tu criterio. Deberías tener en cuenta tus necesidades y que están sean cubiertas por el equipo adquirido.