¿Qué desventajas tiene el teletrabajar desde la cama?

Abril 13, 2022

El teletrabajo se ha impuesto en los últimos años. La pandemia provocada por la COVID-19 ha hecho que el "home office" sea una de las modalidades de trabajo más extendidas en los dos últimos años, para así evitar la propagación del coronavirus. Pero es cierto que el teletrabajo, pese a tener numerosas ventajas, es una práctica un tanto difícil de adoptar si no se tienen en cuenta una serie de factores.

Empezar a trabajar desde casa, en sus inicios, fue algo complicado para muchos. Combinar trabajo y convivencia no era algo para lo que estuvieran preparados todos los trabajadores y a algunos, les llevó más tiempo de lo esperado.

Además, muchos pensaban que trabajar en pijama y desde la cama era uno de los múltiples beneficios que tendría el teletrabajo en casa. Pero, es cierto que esto es algo contraproducente, a no ser que estés malo y tenga que trabajar desde esta zona de tu casa. Aunque el plantarte con el ordenador en la cama para trabajar puede resultar un sueño hecho realidad para muchos, es cierto que no es una buena idea.

Si no sabes por qué, a continuación te vamos a ofrecer algunas de las razones por las que nunca deberías trabajar en la cama, para que así evites el llevar a cabo tu trabajo en el sitio que solo es idóneo para dormir. ¡Toma nota de todas ellas y evita quedarte trabajando en la cama!

Dolores lumbares

El primer efecto que vas a notar en tu cuerpo al trabajar en la cama son los dolores lumbares. A priori, trabajar desde la cama puede parecer algo cómodo. Pero es cierto que si mantienes esta posición durante largos períodos de tiempo, los problemas en la zona lumbar serán más que evidentes.

Es por eso por lo que para obtener la mejor ergonomía, lo ideal sería que trabajases siempre en un escritorio, ya que, de esta forma vas a poder apoyar tu espalda, pies y brazos de forma correcta. Y es que si pasas mucho tiempo tumbado, lo que harás será curvar tu espalda, provocando tensiones en el área lumbar y cervical. Además, la circulación sanguínea será peor y esto hará que tus piernas se adormezcan.

Sueño y descanso alterados

En la vida actual, y más en el teletrabajo, el ordenador va a ser tu compañero inseparable. Esto ha hecho que muchos piensen que usarlo en la cama puede ser una muy buena opción, pero nada más lejos de la realidad. Tienes que tener claro que tu habitación solo debe ser un espacio para dormir y reponer las pilas gastadas a lo largo del día. Si te llevas el ordenador al dormitorio, tu relajación irá desapareciendo poco a poco.

Está comprobado que el ordenador portátil emite rayos que, además de afectar a tus retinas, alteran tu ciclo del sueño, algo que podría provocarte insomnio.

Problemas de pareja

Si teletrabajas desde la cama, estoy podría incluso llegar a provocar problemas en tu pareja. Imagina que estás trabajando en la cama con el ordenador mientras tu pareja duerme (o lo intenta) al lado tuyo. El solo uso de tener el ordenador en la cama puede provocar molestias debido a la luminosidad de la pantalla y, además, puede repercutir en falta de comunicación.

Es normal que si te acostumbras a trabajar desde la cama, al final reduzcas el tiempo con tu pareja. Esto repercutirá en tu relación de pareja.

Aparición de problemas en el ordenador

Seguro que, alguna vez, estabas teletrabajando en la cama, y has dejado el ordenador encendido encima de ella. Este es un error común y grave. Pero, ¿por qué? Pues porque estos equipos cuentan con un sistema de ventilación y refrigeración más complejos que el de un smartphone, por ejemplo. Si se reposan en la cama, los orificios de ventilación se pueden obstruir, haciendo que la temperatura del interior no se pueda expulsar.

La vida útil del colchón quedará reducida

A parte de todo ello, no debes pasar por alto que el teletrabajar desde la cama va a reducir considerablemente la vida útil de tu colchón. Esto es porque un colchón no está diseñado para ser utilizado durante horas y horas durante el día. Normalmente, esta es de 10 años, para que mantenga sus propiedades y sea un elemento saludable.

Esta duración es si se usa unas ocho horas diarias, aunque si teletrabajas mucho tiempo tumbado en la cama, la vida útil de tu colchón se reducirá a dos años y medio.

Como ves, aunque muchos, a la hora de teletrabajar, piensan en hacerlo desde la cama, es cierto que esta práctica no tiene ninguna ventaja, sino más bien desventajas, tal y como te hemos enumerado. Y tú, ¿has trabajado alguna vez desde la cama? ¿Has notado algunas de estas desventajas que te hemos comentado?