¿Cuándo acudir al fisioterapeuta?

Abril 14, 2022

La fisioterapia es una ciencia que busca mejorar la calidad de la vida y la salud, mejorando la estructura y funciones del cuerpo humano, por medio de agentes físicos como calor y movimiento y diferentes técnicas, desarrolladas por especialistas de diferentes especialidades como traumatólogos y reumatólogos, entre otros.

Aunque lo común es acudir al fisioterapeuta cuando tenemos una lesión fuerte o un accidente y nuestro médico nos lo recomienda, existen otras razones por las que es importante acudir a ellos, especialmente como método preventivo.

Y es que la fisioterapia está presente en diferentes campos sanitarios, tales como la ortopedia, la neurología, la salud respiratoria, la ocupacional, la pediatría, la geriatría y la cardiovascular.

Aunque en algunos casos no podemos hacer nada por mejorar nuestra salud física o mental, en otros estar alerta ante síntomas extraños y acudir a un especialista puede marcar la diferencia entre sufrir un problema físico o prevenirlo a tiempo.

Algunas las razones por las que es recomendable acudir a la fisioterapia son:

Problemas posturales

Cuando tenemos problemas derivados de posturas incorrectas, podemos sufrir diferentes molestias o dolores, especialmente de cervicales o espalda. Esto nos puede dificultar realizar actividades deportivas o incluso, si los dolores son muy fuertes o habituales, limitar nuestra actividad física cotidiana.

Un fisioterapeuta nos hará una revisión profunda y detectará qué movimientos o posturas hay que corregir, indicándonos cuáles son los mejores ejercicios para mejorar nuestro estado físico y aumentar nuestra calidad de vida, facilitando el bienestar general de nuestra salud.

Si su intervención no es suficiente para corregir nuestro problema, puede que sea necesario que nos deriven a otro especialista.

Prevención de recaídas

Si hemos tenido una lesión accidental o tenemos algún tipo de dolor muscular persistente, al acudir al fisioterapeuta para solucionar nuestro problema puntual, podemos aprender pautas y hábitos saludables que nos ayuden a no sufrir recaídas.

Ganar calidad de vida

Cuando acudimos a una consulta de fisioterapia, el profesional nos realizará una exploración física muy completa, para poder valorar con certeza nuestro estado de salud y recomendarnos la mejor forma de tener un estilo de vida activo y prevenir lesiones.

La fisioterapia tiene en los paciones un gran enfoque formativo, en el sentido de que podemos aprender ejercicios de fortalecimiento, habilidades y técnicas de corrección postural que luego podremos aplicar a nuestro día a día.

Como parte de un entrenamiento

La fisioterapia también puede ser una forma de complementar nuestros entrenamientos físicos. Cuando hemos sufrido algún tipo de lesión o tenemos algún dolor muscular, no podemos realizar cualquier tipo de deporte o ejercicio, sino que tenemos que elegir aquel que sea más adecuado según nuestra condición. Por ello, un fisioterapeuta puede ser un gran aliado para establecer nuestra rutina de entrenamiento de forma responsable y efectiva según la disciplina deportiva que nos permita continuar activos sin poner en riesgo nuestra salud.

También es recomendable acudir a una consulta de fisioterapeuta si te vas a iniciar en el mundo del deporte, como un control previo al entrenamiento. La fisioterapia comienza con controles físicos, por lo que es muy útil para conocer las limitaciones y posibilidades de nuestro organismo frente a la realización de un nuevo deporte.

Control de peso

La lucha contra los problemas de peso, como la obesidad, es algo que sufren muchas personas en la actualidad. El estilo de vida es un factor determinante para conseguir controlar nuestro peso, y una visita al fisioterapeuta puede ayudar a establecer una rutina que ayude a lograr ese control.

Hacer frente a vértigos y mareos

Dentro del amplio mundo de la fisioterapia, existen diferentes especialistas, como los fisioterapeutas vestibulares, capacitados para evaluar las afecciones del oído interno. Para las personas que sufren síntomas relacionados con mareos, vértigos y/o náuseas, acudir a estos especialistas es una opción que les puede permitir minimizar los mareos y mejorar el equilibrio de una forma sana y natural, sin necesidad de acudir a medicamentos.

Gestionar problemas relacionados con las edades avanzadas

Cuando las personas envejecemos, tenemos más posibilidades de adquirir enfermedades relacionadas con los huesos, tales como artritis u osteoporosis. Acudir a un fisioterapeuta puede ser la clave para minimizar las consecuencias y el avance de estas enfermedades que, aunque por desgracia son inevitables, si que podemos minimizar sus riesgos.

Ventajas de la fisioterapia

Si aún no te has decidido sobre lo beneficioso que es acudir a la fisioterapia, te contamos algunas ventajas que disfrutarás, aún siendo una persona sana.

Con la fisioterapia mejoras tu tono muscular y tu elasticidad, además de mejorar la movilidad articular.

El desgaste de nuestra columna es inevitable con el paso de los años, sin embargo, con la fisioterapia podemos ayudar a que los discos invertebrales estén más hidratados y tengan mayor fuerza.

Mejora y refuerza el sistema nervioso, ayudándonos a mantener un mejor equilibrio, lo que nos predispone a sufrir menos caídas.

También sirve para reforzar el sistema respiratorio, la capacidad pulmonar y mejorar la circulación sanguínea, evitando la hinchazón de piernas.