¿Cómo marcar el ritmo de tu jornada laboral?

Junio 22, 2022

Ya sea que trabajes en la oficina o desde su casa, a veces es complicado organizarte. De hecho, varios factores pueden complicarte las cosas: te falta motivación, te falta espacio, puede que incluso te falte tranquilidad,... Todas las razones son buenas para tener un mal día. En cualquier caso, eso es lo que pensabas hasta ahora. De ahora en adelante, no más excusas para perderte el día. Porque a cada problema, hay su solución. Aquí te damos los secretos para un día de trabajo exitoso, ¡un día a buen ritmo!

¿Te falta motivación?

Si lo que necesitas es una dosis de motivación, puedes dividir tu día organizándote y planteándote objetivos claros y precisos. Comienza tu día enumerando las cosas que debes hacer, las que debes recordar. Esto no solo aligerará tu agenda, sino también tu carga mental, lo que probablemente dejará más espacio para la creación y la motivación. Además, tener tareas concretas te permitirá tener una visión general de lo que tienes que hacer y probablemente te dará ganas de empezar porque sabrás a dónde ir. 

En caso de desmotivación, tomarte un descanso puede ser útil para recargar las pilas. Tómate un café, toma un poco de aire fresco, haz una llamada telefónica,... En cualquier caso, desconecta de la pantalla de tu ordenador y recarga las pilas. Podrás retomar el trabajo de una manera más serena. Además, es importante puntuar sus días con descansos regulares. Contrariamente a la creencia popular, los descansos no son solo para gente perezosa, sino para personas que trabajan de manera eficiente y necesitan un poco de descanso (no somos robots, recuerda).     

Además, ¿sabes que tienes derecho a no sentirte en plena forma y trabajar un poco menos? Organízate en consecuencia para acortar tu día, trabajarás un poco más, y de una manera mucho más productiva, al día siguiente. 

¿Te estás quedando sin espacio?

Si te falta espacio, también es difícil ir a trabajar. Entonces, aprovecha la oportunidad para reorganizar tu oficina. De hecho, si te sientes apretado e incómodo, probablemente romperá el ritmo de tu día y no dará rienda suelta a tus mejores ideas. Un espacio de trabajo bien organizado y ordenado es el comienzo de un día de trabajo eficiente. 

De hecho, es importante sentirte bien en tu escritorio, ya sea en el trabajo o en casa, porque es el lugar donde pasa la mayor parte del tiempo. Para ayudarte, descubre nuestros accesorios de escritorio para ahorrar espacio si te falta alguno, como nuestro organizador de escritorio disponible en diferentes colores o nuestros cajones del escritorio disponibles en blanco y negro. 

Además, ¿has pensado en personalizar tu espacio? Esto no solo te permitirá delimitar tu propia área de trabajo -como los gatos, marcar tu territorio- y así sentirte cómodo, en tu lugar, en un espacio a tu imagen.

¿Te falta tranquilidad?   

Estábamos hablando de la tierra, a veces la tierra se comparte con (muchos) otros colegas. Con el desarrollo del coworking, no siempre es fácil estar tranquilo. Si te cuesta concentrarte porque tus compañeros te distraen, si trabajas al lado de la fotocopiadora que hace demasiado ruido para ti, o si te cuesta encontrar la paz en tu casa, rodeado de tus hijos o perturbado frecuentemente, por limitaciones personales, necesita encontrar otro lugar.  

De hecho, intenta cambiar de lugar para encontrar un lugar más tranquilo, ¿quizás una sala de reuniones desocupada o la oficina de un colega libre? Para ello, recuerda anticiparte. Si, por ejemplo, sabes que se está llevando a cabo un seminario al lado de tu oficina, potencialmente con ruido durante todo el día, cambia el espacio si puedes u organízate para no quedarte con tareas que requieren mucha concentración ese día.   

Además, ¿has intentado trabajar fuera de la oficina? Por ejemplo, puedes aprovechar una tarde para trabajar en un café, en un parque o en un museo (siempre que solo necesites un portátil, claro). Salir de tu entorno habitual de trabajo te puede hacer bien por varias razones: romperá con tu rutina habitual que a veces puede resultar abrumadora, te permitirá tomar distancia, a veces tener nuevas ideas, o incluso vislumbrar nuevas oportunidades, y sobre todo para finalmente tener un ambiente de trabajo un poco más sereno (hacer arreglos para encontrar un café tranquilo, por supuesto).   

Si te encuentras en una de estas situaciones, esperamos que rápidamente pongas en práctica nuestros consejos para retomar el ritmo de tus días de la mano.