¿Cómo adaptarte al teletrabajo? 5 consejos clave para lograrlo

Abril 21, 2022

La pandemia provocada por la COVID-19 ha hecho que el teletrabajo se haya impuesto como una de las modalidades de trabajo más empleadas hoy en día por las empresas, para facilitar la conciliación laboral y familiar entre sus trabajadores.

Durante el confinamiento impuesto por el Gobierno en marzo de 2020, más de 3 millones de españoles se sumaron a la práctica del "home office", una realidad a la que no estaban acostumbradas las mayoría de personas. Y es que si hay algo que está claro es que el teletrabajo no es algo fácil a lo que adaptarse, ya que cambiar una rutina puede ser algo muy complicado y a lo que no todo el mundo está dispuesto.

Si estás practicando el teletrabajo y aún te cuesta adaptarte a él, no te preocupes ya que, a continuación, te vamos a ofrecer algunos consejos clave para que te puedas adaptar a esta modalidad de trabajo de la mejor forma posible. ¡Toma nota de todos ellos e implántalos en tu día a día!

1. Marcarte una rutina es la clave

A la hora de enfrentarte al teletrabajo, una de las principales premisas que deberías tener en cuenta es la de establecerte una rutina. Es decir que estes teletrabajando, no puede ser sinónimo de no trabajar. Es por eso por lo que deberías seguir siempre con tus mismas rutinas y cumplir con los horarios.

Por ejemplo, si a la oficina entrabas a las 9, empieza a trabajar desde casa a la misma hora. Igual debes hacer con los descansos que tuvieras y también para ponerle fin a tu jornada laboral.

Es decir, en el "home office" tienes que definir tu horario a la perfección, crearte un calendario y marcarte tanto las horas de trabajo como las de descanso. Las pausas son igual de importantes que el trabajo en sí, para que así tu productividad no se vea reducida.

2. Crear tu propio espacio de trabajo

Normalmente, al trabajar en casa piensas en la comodidad e incluso creas que lo mejor es trabajar con el portátil desde el sofá o la cama, pero esto es algo totalmente equivocado. Piensa que tu fundamental objetivo, al igual que cuando acudes a la oficina, es ser lo más productivo posible.

Por tanto, no dudes en establecerte tu propio espacio de trabajo en el hogar. Monta tu escritorio en un lugar diferente al dormitorio, que sea tranquilo, y también elige una silla cómoda para teletrabajar. En tu espacio de trabajo, deberás contar con todo lo imprescindible para llevar a cabo tus tareas.


 

 

3. Evitar las distracciones mientras teletrabajas

En casa, mientras teletrabajas, es normal que estés expuesto a un sinfín de distracciones. Para conseguirlo, lo fundamental es que tanto tú como las personas con las que vivas, seáis conscientes de que estás trabajando. Intenta aislarte todo el tiempo posible y que los niños, padres o pareja no te entorpezcan durante tu jornada laboral. Lo ideal es que en la habitación en la que te encuentres no haya televisión o puedas escuchar a los vecinos.

4. Quitarse el pijama y vestirse

Como hemos indicado antes, muchas de las personas que piensan en teletrabajo lo hacen teniendo en cuenta en la comodidad y el pijama forma parte de su uniforme. Este es un error muy común que cometen los teletrabajadores cuando empiezan a trabajar desde casa, pero esto solo es recomendable en situaciones puntuales.

Por eso, lo mejor es que cuando te levantes de la cama y desayunes, te vistas como si fueras a la oficina. No hace falta que vayas en traje y corbata o en tacones, pero sí que te pongas una ropa diferente a la que usas cuando te vas a la cama. Elige un chándal o ropa cómoda si quieres pero nunca vayas en pijama, ya que las videollamadas pueden surgir en cualquier momento del día y será mejor que tus jefes y/o compañeros no te vean con la misma ropa con la que duermes.

5. Comunicarte con tu equipo también es fundamental

También es esencial, a la hora de teletrabajar, que la comunicación con el equipo (tanto jefes como compañeros) sea fluida. Esto te va a permitir socializar, hablar con otras personas y resolver cualquier duda laboral que tengas.

Esta será una buena forma de mantenerte conectado con tus compañeros y, para los jefes, el saludar a los trabajadores, les permitirán saber que estos están ya en su puesto de trabajo. Además, entre departamentos, una llamada al inicio de la jornada, puede hacer que se establezcan los objetivos diarios para así empezar a trabajar con mayor motivación.

Y tú, ¿cómo te estás adaptando al teletrabajo? ¿Qué cosas has hecho para que tu productividad no se vea mermada y que el trabajar desde tu hogar no se haya convertido en una tortura?